Así era el titular que acompañaba la nota que el periódico Heraldo público referente a los actos de la terrible matanza ocurrida en la plaza de Tlatelolco. Los brutales delitos perpetrados en contra de los estudiantes por las detenciones masivas ilegales. A la par la ciudad se preparaba para ser sede de Los Juegos Olímpicos de México 1968.

Noche Trágica en la capital

México, DF., octubre 2. (API). —Al mismo tiempo que hacia la advertencia de que el ejército no permitirá ninguna situación violenta que impida la celebración de los juegos de la XIX Olimpiada, el General de División Marcelino García Barragán Secretario de la Defensa Nacional, hizo esta noche un nuevo llamado a los padres de familia a que convenzan a sus hijos para que no se dejen arrastrar a sus situaciones como la de hoy, “para no tener que lamentar muertos y heridos por ambas partes”.

Durante una conferencia de prensa a la que convocó a las 21 horas de hoy, el Secretario de la Defensa dio a la siguiente versión de la sangrienta  balacera de hoy: Cerca de las 18 horas se recibió una llamada de la policía que resguardaba el edificio de la Secretaría de Relaciones Exteriores y zonas aledañas a la Plaza de las Tres Culturas, solicitando apoyo del ejército en virtud de que se habían hecho disparos en el lugar donde se efectuaba un mitin.

Al llegar a la Plaza de las Tres Culturas, los soldados fueron recibidos con tiros hechos por francotiradores apostados en las azoteas de los edificios de la unidad habitacional, originándose una balacera que duró una hora. Por parte del ejército se hizo fuego con mosquetones 762, mientras los del bando estudiantil hacían fuego con metralletas y pistolas automáticas.

Hasta el momento de la entrevista la Secretaría de la Defensa había recibido el reporte de un cabo muerto, 12 soldados heridos, entre ellos el general José Hernández Toledo, comandante del batallón de fusileros paracaidistas.

Agregó el titular de la defensa que en la zona de la plaza de las Tres Culturas el ejército había iniciado una operación de limpia en busca de francotiradores escondidos.

 

ESCRIBE UN COMENTARIO