El agua del subsuelo se agota cada año en más de 1,041 millones de metros cúbicos, en los 15 mil 297 pozos controlados por la Comisión Estatal del Agua (CEAG).

La alerta crece entre las autoridades estatales, los organismos operadores del agua en la entidad, entre ellos el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL), y entre las asociaciones ambientales que ven el abatimiento de los mantos acuíferos, con el Valle de León.

Entre la población cada vez más crece la incertidumbre por la escasez del vital líquido para el consumo humano, principalmente en las colonias populares periféricas a donde no llega la red de agua potable.

En las colonias populares, pese a que pagan el servicio, también afrontar la dificultad, por el corte del servicio, que se va terciando, en la temporada de calor que propicia aumento de consumo.

¿De dónde se va a obtener el agua para el consumo humano de 150 litros diarios por persona en León y de 171 litros por persona a nivel estado?..

Cada año los mantos acuíferos se agotan en promedio de 1.7 a 3 metros o más y se tiene que extraer el agua a mayor profundidad de entre 253 a 300 metros de profundidad de acuerdo con la CEAG y el SAPAL, que realizan el monitoreo y medición de una red de 924 pozos en el estado.

De los 15 mil 297 pozos de agua controlados por la CEAG, el 84 % son para el riego y uso agrícola, el 13 % potable para consumo en las zonas urbanas, y el 3 % para uso industrial.

En cada uno de estos sectores urge un uso y consumo racional del vital líquido, reciclar el agua, darle tratamiento y que en las industrias se cumplan con las normas establecidas para no contaminar y preservar el vital líquido, ante la escasez que aumenta.

FALTA CULTURA DEL AGUA

Cada año se extraen del subsuelo 3 mil 824 millones de metros cúbicos de agua y la recarga natural apenas logra 2 mil 783 millones de metros cúbicos, el déficit es de 1 mil 041 millones de metros cúbicos, pese a las torrenciales lluvias, e inundaciones.

Muy lento crece la cultura del cuidado, uso y consumo del agua entre la población y las propias autoridades que intensifican la promoción, la supervisión, registro y monitoreo de pozos.

Las campañas empiezan a dar resultados positivos, por ejemplo, la Comisión Estatal del Agua de Guanajuato, reporta que bajó el consumo de agua de 204 litros en promedio diario por habitante a 171 litros.

Por su parte la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA) en la entidad, reportó que hay 23 mil pozos o centros de aprovechamiento en Guanajuato, de los cuales al menos 6 mil requieren regularización, sujetarse a las normas de operación.

En tanto que el director del SAPAL Enrique de Haro Maldonado lanzó la alerta de que en el municipio de León funcionan una importante cantidad de pozos clandestinos, que extraen y venden agua de manera irregular en las colonias necesitadas.

También te puede interesar:  Exige Bajío trato justo

En León hay más de 1,200 pozos, de los cuales 157 opera el SAPAL, pero hay una gran cantidad de pozos clandestinos, es decir, no autorizados o sin permiso de la CONAGUA.

Al respecto el presidente de SAPAL, anunció que a través de un convenio con la Comisión Nacional del Agua, se va a realizar una revisión para detectar los pozos clandestinos, para de inmediato clausuarlos.

Existen también pozos agrícolas que no se utilizan para lo que fueron autorizados, sino para extraer agua para la venta a colonias donde no tienen red del vital líquido, y tienen una ventaja competitiva en la venta de agua, refirió.

SOBREEXPLOTACIÓN

Para atender a más de 451 mil tomas domiciliarias en las colonias urbanas y más de 121 tomas públicas en colonias no municipalizadas, se extraen 85 millones de metros cúbicos de agua, para abastecer a 1.5 millones de habitantes.

La sobreexplotación del acuífero del valle de León cada año en promedio es de 48.2 millones de metros cúbicos, que equivale a casi 5 veces la capacidad de almacenamiento de la Presa El Palote.

En promedio se agota 1.5 metros cada año el manto acuífero, sin embargo, el SAPAL promueve entre la población el uso y consumo racional del vital líquido y ha logrado que la población vaya desarrollando una cultura del cuidado del agua.

La alternativa más viable para garantizar el abasto de agua durante los próximo 25 años es el proyecto de la presa El Zapotillo que sigue su proceso de “ya merito”, ya falta menos para la decisión final.

Por si acaso, el SAPAL se prepara con su “plan B” de ser más eficiente, aprovechar las presas y bordos que se tienen en León, incluso construir más, rescatar los pozos clandestinos.

Al menos en León en la zona rural se cuentan con 1,200 bordos con capacidad de almacenar 10 millones de metros cúbicos de aguas pluviales, similar al potencial de la Presa El Palote.

Pero el agua se utiliza para el riego de árboles frutales, plantas, huertos familiares, comunitarios, toma de agua para el ganado, cultivo de peces, indicó el director de desarrollo rural, Rodolfo Ponce Ávila.

Otros 80 bordos se construirán este año con una inversión de 4 millones de pesos, en la zona norte del municipio, para fortalecer a las microcuentas con la recarga de agua, filtración a mantos freáticos y para desarrollo agropecuario, forestal, piscícola, entre otros beneficios para las familias campesinas.

ESCRIBE UN COMENTARIO