Las autoridades de fiscalización municipal suspendieron dos fiestas clandestinas, una en la colonia Las Trojes con “entrada VIP para barra libre”, y otra en la calle Tierra Blanca del Barrio de San Miguel. Ya suman 15 fiestas sin permiso sancionadas este año.

Cuando apenas iba a empezar la fiesta clandestina en un salón de la avenida Antonio Da Silva de la colonia Las Trojes, arribaron los inspectores de fiscalización a revisar si tenían el permiso oficial para el evento.

De inmediato la organizadora de la fiesta corrió la voz y por redes sociales para pedir que “nadie llegue a la fiesta, porque ya está Fiscalización”.

Pero los inspectores de Fiscalización y Control ya no dieron tiempo de nada y dictaminaron la suspensión del evento y de las instalaciones para que no se realizara, además de montar vigilancia.

La fiesta en el Salón de la avenida Antonio de Silva de la colonia Las Trojes, se promocionaba como “All night drinking” y además con el concepto de “Arcadia Fest”.

Los organizadores al menos esperaban la asistencia de 150 personas, por la promoción efectuada a través de redes sociales.

No tenía permiso de Fiscalización para hacer la fiesta en dicho salón, ni para cobrar la entrada a 70 y 100 pesos, de acuerdo con la información captada por los inspectores de fiscalización.

El costo de 100 pesos la entrada, se ofrecía como “entrada VIP” y con ello se podía acceder a una barra libre.

EN SAN MIGUEL

Ese mismo día, los inspectores de Fiscalización detectaron y suspendieron otra fiesta clandestina en un salón de la calle Tierra Blanca del barrio de San Miguel.

Los organizadores determinaron una tarifa de entrada de 50 pesos, pero les falló el evento, porque los inspectores procedieron a la suspensión por no tener permiso.

También te puede interesar:  Poliforum con agenda de lujo

Dentro del salón ya había 35 personas, además de tres equipos de sonido, cuando arribaron de sorpresa los inspectores y suspendieron la fiesta.

ESCRIBE UN COMENTARIO