Hasta las puertas de su casa fue perseguido y asesinado a balazos un joven ayer por la tarde en la tercera sección de la colonia Los Olivos, de Celaya.

Los pistoleros, dos que viajaban en motocicleta, persiguieron a su víctima, de entre 20 a 25 años, por toda la cuadra y, aunque el muchacho gritó pidiendo ayuda, esta nunca llegó, por lo cual fue acribillado.

De los hechos la policía fue avisada momentos después de las 05:00 de la tarde por una llamada anónima denunciando una balacera en la calle Arica, casi esquina con Sierra Cordobesa, movilizándose inmediatamente al lugar las asistencias médicas y la policía.

De acuerdo a la información obtenida en el lugar, aunque con carácter de extraoficial por ahora, la persona fallecida caminaba en dirección a su domicilio sobre la calle de Arica, cuando se le emparejó una motocicleta, donde dos delincuentes viajaban, los que comenzaron a dispararle.

Los primeros balazos fueron errados por los hampones, segundos que el hoy fallecido aprovechó para correr tratando de salvar la vida, mientras a gritos pedía ayuda, casi durante una cuadra fue perseguido por sus asesinos, quienes le dieron alcance cuando había ingresado a la cochera de su vivienda, en donde le dispararon una decena de veces y luego huyeron.

El joven no identificado, fue declarado muerto en el lugar por los paramédicos. Más tarde llegaron los peritos y personal de investigación de la FGE para comenzar las investigaciones.

SAN JUAN DE LA VEGA

Ayer mismo, poco más de 2 horas antes del hecho anteriormente mencionado, en el camino que va de San Juan de la Vega a San Miguel Octopan, se reportó el hallazgo de un hombre con varios balazos en el cuerpo, el cual yacía tirado en la terracería a un lado del muro divisor con el canal de riego que corre paralelo.

A las 03:00 de la tarde las autoridades recibieron el aviso de que sobre el camino mencionado, muy cerca del acceso a San Juan de la Vega, yacía una persona sangrante.

La Policía que llegó encontró a la víctima, un ciclista que pereció caído junto a su biciclo, luego de haber sido baleado por desconocidos; aparentemente nadie vio la agresión.

ESCRIBE UN COMENTARIO