Dos talleres mecánicos y uno eléctrico se suman a una aparente irregularidad existente en Centros de Verificación de San Francisco del Rincón y León, donde se obtienen hologramas “Por debajo del agua”, lo cual provoca una contaminación terrible al medio ambiente, denunciaron a este medio algunos automovilistas.
“Yo vengo de León, me citaron en una comunidad que se llama Silva, allá me darían mi holograma pagando solamente 170 pesos”, dijo el entrevistado de nombre Josué y quien vive en Chapalita, colonia perteneciente a León, Guanajuato.
El entrevistado dio a conocer que tiene 10 días hábiles a partir de este miércoles para evitar pagar una multa de mil pesos, pero antes debe acudir al mecánico y cambiar su catalizador, escape y hacerle el servicio completo (bujías, aceite, filtros y lavado de inyectores), lo cual suman cerca de 5 mil pesos.
Estos ajustes son necesarios para que el leones pase la prueba de 5 gases conocida como prueba dinámica y consiga legalmente el holograma.
Desgraciadamente Josué calló en una corrupción que le pega a la mayoría de guanajuatenses, los cuales en estimaciones de algunos dueños de verificentros consultados por este medio informativo, solamente 2 de cada 5 verifican.
“Es un buen de dinero, me ahorraré más de 5 mil del servicio, mil de la multa y aparte no pagaré ni los 235 que cuesta la verificación, porque lo conseguí a la sorda en menos de 200 pesos”, detalló el pespuntador.
CONVENIOS
La forma en que este leones se enteró que podía conseguir los hologramas fue a través de un centro de verificación localizado en León, el cual tiene convenios de moches con mecánicos, mofleros y electricistas de la zona del Llano en San Pancho.
Josué dio a conocer que estos lugares se localizan en las calles Guadalupe Victoria y Aquiles Serdán “Yo se que hago mal en conseguirlo así, pero ni modo no tengo para hacerle el servicio y no pagaré la multa de 1,050 pesos”, expusó el joven leones.
A su vez dijo que otras diez personas de León fueron citadas en la comunidad de Silva, entre ellas estaba Jessica de 30 años, oriunda de la Colonia Agua Azul, la cual también fue multada por la dirección de tránsito de León cerca del bulevar Timoteo Lozano.
“A mí me dieron esta tarjeta azul con el nombre de un señor con el apellido de Martínez, me comunique y me citaron en un taller mecánico, pague los 235 de la verificación, pero se me hizo raro que ellos se quedaron con ambos comprobantes”, puntualizó la mujer, la cual junto a Josué pidieron a este medio informativo que se les pusiera ese nombre por miedo a posibles represalias por parte de los mecánicos o dueños de verificentros.
TARJETA ROJA
La mujer informó que también se ofrece una tarjeta roja, donde se ofrece servicio de reparación de mofles en la comunidad de Silva.
“A mí también me dieron una tarjeta roja ofreciendo un servicio de mofles, pero al llegar a ese lugar no hay maquinas verificadoras, ni mucho menos tanques o maquinas para soldar los escapes”, comentó.
La mujer se dijo arrepentida por obtener el holograma de manera fraudulenta, pero también estaba sorprendida “No pensé que existiera tanta corrupción para un tema tan delicado como el medio ambiente”.
Por último los leoneses también dieron a conocer que decenas de campesinos son citados en ese lugar para recoger hologramas, “Escuche que iban cada 15 días o a veces entre semana”, concluyó la conductora.

También te puede interesar:  CELEBRAN ‘UNA HORA POR EL PLANETA’

ESCRIBE UN COMENTARIO