Convertir la crisis en oportunidad

Me da enorme gusto volver a saludarles, en esta ocasión me quiero remontar cuatro años atrás, donde en verdad pensé que el inicio de mi administración al frente del municipio de Guanajuato iba a quedar manchada para siempre por un error sacado de contexto.

Y efectivamente así sucedió, pero no como lo imaginan, de la crisis surgió la oportunidad. En una entrevista al término del desfile conmemorativo al día de la Revolución Mexicana, los medios de comunicación pidieron las cifras turísticas respectivas a esas fechas, y es ahí donde cometí el infortunio de dar una declaración, que sacada del contexto explicado y al ser un tema controversial quede en la historia como el alcalde que no quería a turistas pobres, ni con torta ni “toppers”, así es, eso no fue lo que quería decir, pero eso fue lo que se entendió.

Después de esa amarga declaración y en medio de la inexperiencia de atacar una crisis como esa, ya que tenía dos meses de haber llegado al gobierno y al querer hacer todo perfecto, me topé con una serie de acciones incorrectas donde la bola de nieve se hacía cada vez más grande, donde en lugar de controlar, cualquier acto que efectuaba se convertía en una bala más para este fenómeno, hasta llegar a medios internacionales.

Fue hasta en ese momento que comprendí que el error estaba cometido y ahora tenia que actuar para corregirlo, pero no desde una perspectiva mediática, si no con acciones concretas que le dieran la certeza a nuestros visitantes que todos, pero todos son bienvenidos a Guanajuato Capital.

El sector turístico es uno de los motores económicos más importantes de nuestro país y, dentro del estado de Guanajuato, la Capital sigue consolidándose como uno de los principales destinos sin playa, no sólo en México, sino en todo el continente.

Lo que tenemos aquí es una ciudad maravillosa, con un encanto especial en su arquitectura, su historia, sus coloridas vistas y sus habitantes, lo que convierte a la ciudad en el escenario perfecto para que nuestros eventos tengan tanto éxito.

Actualmente contamos con 171 hoteles de diferentes categorías, con un total de 4,023 habitaciones y más de 1686 propiedad en renta en Air Bnb. Con un aumento del indice de satisfacción al turista desde el 2019 a la fecha de 8.5 a 9.1, de igual manera se aumento el gasto de turista noches de $1520 a $1650.

En la capital tenemos para todos los gustos, desde hoteles boutique, hasta hostales, restaurantes del alta categoría, hasta nuestras ricas y ya tradicionales enchiladas mineras en las fondas del Mercado Gavira, todo esto es gracias a que no me he cerrado a las posibilidades de innovar y consolidar lo que ya se ha trabajado.

Apenas en octubre vivimos la edición número 50 del Festival Cervantino y en noviembre hemos disfrutado de un increíble Festival del Día de Muertos, donde vivos y muertos se adueñaron de las calles de la capital y lograron posicionarlo ya en el top 3 del país en apenas 3 ediciones. Ahora con el Festival Internacional de Cine del Bajío, un festival joven que pone dinero en el bolsillo de los guanajuatenses y que ha abierto una ventana de la cultura a todas las clases sociales.

En total, llevamos más de 100 eventos turísticos a lo largo de 2022, muchos de ellos ya consolidados como el Rally México o Catando, y otros que estoy trabajando para que sean una marca característica como lo son: el Festival Ay Amor, Festival del Artesano, Festival de Ciudades Mexicanas Patrimonio de la Humanidad, Love México, entre infinidad de opciones que le damos a locales y visitantes durante todo el año. Todo esto nos ha generado una derrama económica de más de mil millones de pesos en el último trimestre del año.

Este año ganamos dos premios muy importantes: el de ciudad más bonita de México, otorgado por México Travel Awards; y el del destino colonial más confiable de México, de la revista internacional Selecciones Reader’s Digest.

Todos estos resultados no serian posibles sin un ejercito que me respalda y me apoya, como son las y los miembros de la administración pública, que le entran con su trabajo y su tiempo, desde el policía, hasta el que limpia las calles, o el que hace la publicidad, pero también gracias a las y los empresarios que le apuestan a la innovación y a la creatividad, que se la juegan conmigo y el futuro turistico de nuestra ciudad, pero sobre todo a las y los habitantes de Guanajuato que le atoran a salir de su rutina habitual para ser parte directa o indirectamente de estos productos turísticos.

Y no me voy a quedar inmóvil, le seguiré apostando a que el turista redoble su estadía que hoy en promedio es de 1.21 días, esto es posible con más y mejores servicios, seguridad e infraestructura, el nuevo Museo Internacional de las Momias, era un claro ejemplo de trascendencia, esta claro que hay a quienes no les gusta que le vaya bien a Guanajuato, pero estoy seguro de que pronto la historia me dará la razón, por lo pronto a seguir trabajando.

Los espero en Guanajuato Capital, recuerden traer su pasaporte.

ESCRIBE UN COMENTARIO