Y, ¿QUÉ HAY TRAS BAMBALINAS DEL COVID?
Sí, es una pandemia real que causa muertes y hace estragos en la economía mundial.
Pero ¿qué hay tras bambalinas del Covid-19?
La respuesta a esta pregunta (planteada en metáfora del argot teatral) carece de respuesta, al menos no oficial, en torno sólo hay mitos y realidades.
A nivel nacional en redes sociales se difunden mensajes sobre trato indebido a pacientes, ocultamiento de información a familiares, sub registro de cifras, “desaparición” de cadáveres, angustia social…

Acá en León hay dudas y confusión. La gente parece seguir su vida “normal” entre la incertidumbre por la falta de información certera y confiable.
¿Los hospitales privados se reservan sus propios protocolos y se enconchan antes de emitir un informe sobre su actuación ante esta emergencia de salud?
Los hospitales públicos parecen todavía no alcanzar su máxima capacidad de ocupación de pacientes de coronavirus debido a que León llegará tarde a la cúspide de contagios que se espera para mediados de junio.

Otro sector, los empresarios de funerarias certificadas cumplen con su bitácora de trato a personas fallecidas con el virus, pero hay muchas otras “funerarias” que actúan “a valor mexicano”, sin poner el punto sobre la í en los esquemas de prevención.
Afuera de los hospitales los familiares ven entrar a sus pacientes, pero no saben qué ocurre adentro porque no se ha afinado el sistema de información, ni siquiera existe un área de Servicio Social especializada.

En la indagatoria periodística no se confirmaron escenarios como los que se viven en el Estado de México, donde la cúspide de contagios derivó en el caos e incertidumbre social.
Pero León y los leoneses se preparan para la llegada del periodo más alto de contagios, donde nadie puede predecir su experiencia a vivir.
Por ahora, cuando parecía que se tenían todas las respuestas sobre Covid, de pronto cambiaron todas las preguntas.
(¿?)

SEMÁFOROS “LOCOS”, ¿REGRESAN O NO LOS RESTAURANTES?
Fue un anuncio con “bombo y platillo”.
La directora de Hospitalidad y Turismo, Gloria Magaly Cano de la Fuente, anunció hace ochos días que a partir de esta semana restaurantes y hoteles regresarían a la actividad económica.

La noticia hizo que la mayoría de los restauranteros echaran campanas al vuelo y, listos, prestos y frescos, se fueron a comprar insumos para reabrir sus negocios.
Pero muy pronto el “gozo se fue al pozo” porque el lunes pasado el secretario de Salud, Daniel Díaz Martínez, dejó en claro que no se permite la reapertura de restaurantes.
El choque de señales entre municipio y estado derivó en la confusión de numerosos empresarios y ciudadanos, quienes visualizaron de manera equívoca que estaba en puerta ya “la nueva normalidad”.

La Presidencia Municipal aclaró que nunca dio fecha y que la voz de Gloria Magaly no comprometió un anuncio de reactivación restaurantera.
Luego apareció al escenario, el lunes, el secretario del Ayuntamiento, Felipe de Jesús López Gómez, quien no atinó a fijar una postura oficial y se limitó a decir que los restaurantes son giros esenciales.

Lo único cierto es que, no hay que bajar la guardia: en León y en Guanajuato la cúspide de contagios se alcanzará del 13 de junio al 4 de julio.
El comercio del Centro Histórico, un sector que esperaba regresar desde el próximo lunes, deberá seguir cerrado hasta nuevo aviso. Tampoco hay permiso para reapertura de gimnasios, cultos religiosos, cines, escuelas…
Lo importante será evitar el síndrome de semáforos encontrados en pleno crucero de la emergencia de salud.
Entonces, que alguien encienda la luz roja con toda su luminosidad.

A VUELTA DE RUEDA, ARRANQUE DEL SECTOR AUTOMOTRIZ
El regreso del sector automotriz resulta un aliciente para la economía que hoy naufraga entre arrecifes.
Pero no significa echar campanas al “vuelo” porque, antes de que arrancar el proceso de manufactura, las empresas deberán demostrar que cumplen con los protocolos de seguridad sanitaria.

Dentro de la contingencia de salud por Covid-19, la industria automotriz ha sido calificada como actividad esencial, pero no significa que “ipso facto” reinicia su producción.
Las empresas tendrán que pasar filtros sanitarios, demostrar que cumplen con las condiciones operativas para garantizar la salud de sus trabajadores y esperar la certificación de la Secretaría de Salud.
Dentro de este engorroso accionar, la lectura ciudadana ante el regreso de la actividad armadora ofrece una esperanza de reactivación económica.

En la entidad, el sector automotriz funge como un termómetro de la actividad productiva para toda la cadena manufacturera y para millares de familias obreras.
De aquí que los sectores industriales de otros giros reconocen como una buena señal que, aunque con todos los trámites de prevención, hoy el sector automotriz se encuentra próximo a regresar a la actividad productiva.
Habrá que esperar que, la “luz verde” que se aplica a esta industria no represente un indicador negativo en cuanto a los esfuerzos por detener la escalada de contagios del Covid-19.
Por lo pronto, el piloto ya está el volante, sólo falta apretar de manera gradual el acelerador y, de vez en vez, echar un lente al retrovisor.

¿FUE PREMATURO EL INICIO DEL CONFINAMIENTO EN LEÓN?
La historia hará su mejor juicio con respuestas a millares de preguntas que hoy están en el aire dentro de la emergencia de salud.
Una recurrente duda será saber si los leoneses iniciaron “muy temprano” su confinamiento en casa para evitar la dispersión de los contagios.
No hay respuesta precisa, pero el infectólogo Juan Luis Mosqueda -director del Hospital de Alta Especialidad en León-, ofrece una explicación convincente al respecto.
Alude que el comportamiento de la pandemia no se puede predecir y, si en León todavía no se llega a la cúspide de los contagios, es porque el número exponencial fue más tardío en relación a otras localidades.

Pero es inminente que se tendrá que llegar a la parte más alta de la curva de contagios y, por tanto, obliga a seguir el confinamiento.
El encierro en casa, por tanto, fue obligado y oportuno.
Ocurre que, desafortunadamente, en León una buena parte de ciudadanos ya relajaron las medidas de prevención: salen a la calle, no usan cubrebocas, ignoran la sana distancia, visitan a personas mayores.

El comportamiento de la pandemia es relativo en cada país, en cada región, en cada ciudad, pero los protocolos son los mismos y deben de ser simultáneos para superar este padecimiento que lleva a la economía nacional hacia el naufragio.
Por eso, para no tocar los arrecifes, será necesario tomar con seriedad el exhorto de la Secretaría de Salud a mantener las medidas de prevención. El “quédate en casa”, es la prioridad.
Hoy, más que nunca, quédate en casa.

EL GOL, EL ERROR, LA FIGURA Y EL OSO
EL GOL: El anotado por el coronavirus a la Liga MX. El virus dominó en la cancha y logró vencer al circuito de futbol mexicano que ayer declaró oficialmente la suspensión del torneo. El que mete el gol, gana… y el virus anotó a nivel mundial.

EL ERROR: De la legislatura estatal que analiza en mesas de trabajo la legalización del aborto, justo entre la cortina de humo que se levanta entre la contingencia de salud.
LA FIGURA: El sector automotriz que, con su regreso, ofrece una señal para reactivar la economía del estado. A partir de ayer, y en cumplimiento de todos los protocolos sanitarios, el sector arrancó motores.

EL OSO: Entre las autoridades de salud de las instancias estatal y municipal que dejen “en el aire” la contundente decisión de prohibir el regreso de los restaurantes que ya reabren sus puertas mucho antes del pico de contagios.

Y EL PIQUETE PARA EL CAFÉ
Van las siguientes frases coloquiales en medio de la pandemia. Tómelo con buen humor.
Vieja, creo que en esta cuarentena me estoy poniendo más viejo, gordo y feo, ¿qué tengo?
Razón.

Tras su cirugía estética para restirarse la cara, una señora le dice a su médico: “Ahora, doctor, quiero unos ojos grandes y expresivos”.
Con todo gusto, aquí está su cuenta.

ESCRIBE UN COMENTARIO