Desde el pasado domingo quedó vinculado a proceso penal y en prisión preventiva por los delitos de violación y corrupción de menores, el sacerdote de Irapuato Luis Esteban, detenido la semana pasada.

Los delitos figuran en agravio una jovencita de 14 años de edad.

El sacerdote fue imputado el mismo día de su captura, el lunes 5 de agosto, tras de que fuera detenido con orden de aprehensión.

El prelado solicitó ampliación del término legal para presentar su defensa y lo hizo este domingo 11.

En el cierre de esta audiencia inicial, tras de que la fiscalía imputara los delitos y el sacerdote se defendiera, el juez de control resolvió vincular al clérigo a proceso penal como probable responsable de abuso sexual en contra de la menor.

Le decretó vinculación a proceso penal y le impuso prisión preventiva como mediad cautelar para evitar que el imputado huya.

El padre aprovechó la asistencia de la ahora víctima a la instrucción en catecismo impartida por él, en la iglesia de la Soledad, en Irapuato, de la cual era párroco.

ESCRIBE UN COMENTARIO