Sin duda alguna, El Coecillo es uno de los lugares de León donde se vive la Semana Santa con mayor entrega, pasión e intensidad. El Via Crucis, pero sobre todo la Procesión del Silencio, son dos elementos que tienen años en la conciencia de sus habitantes y visitantes.

Sin embargo, este año no será así. Al igual que en 2020, los festejos serán en casa, o en el mejor de los casos vía redes sociales. Todo debido a la pandemia del coronavirus. Actualmente, las autoridades municipales se encuentran en diálogo con las eclesiásticas, para saber concretamente si hay festejos o no. De momento, la única certeza que se tiene es la de la sana distancia y el semáforo naranja, que refiere más a una reactivación económica que a una relajación de medidas.

Rita Quesada es integrante del comité organizador del Via Crucis en El Coecillo. Como muchas personas, lamenta la situación actual, pero también comprende las medidas sanitarias que se deben tomar para poco a poco transitar a semáforo amarillo y posteriormente, al verde.

“Este año será filmado el Via Crucis. Es algo muy extraño, yo desde 1985 formo parte del evento y sí es algo bastante extraño”.

Con respecto a los eventos como la Procesión del Silencio, las personas del apostolado del templo de San Francisco de Asís, que suelen estar midiendo la temperatura de los feligreses, señalaron que los eventos de Semana Santa tienen años vigentes, y es la primera vez que se enfrentan a algo semejante.

La procesión, celebrada durante la noche, con la gente desfilando y recordando la Pasión, es un elemento importante de la cultura popular leonesa.

Sin embargo, no todo está perdido. Tanto las misas como cualquier otro festejo, se puede ver gracias a las transmisiones de Facebook en el perfil: “Procesión del Silencio. Templo de San Francisco de Asís”. De momento, mientras se decide el destino del semáforo epidemiológico, todo se centra en el mundo de las redes sociales.

ESCRIBE UN COMENTARIO