Pese a la contingencia sanitaria y la falta de recursos federales, el gobierno del estado continuó con la generación de obra pública para incentivar la reactivación económica y el empleo.

“En el caso particular de la SICOM, cerramos el 2020 con un 8% más de contratación de obra, con respecto al año anterior, lo cual permitió la generación de miles de empleos para los guanajuatenses”, destacó el titular de la Secretaría de Infraestructura, Conectividad y Movilidad (SICOM), Tarcisio Rodríguez Martínez, quien dijo que esto fue posible gracias a la acertada decisión del gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, de destinar recursos para el impulso de este sector.

El beneficio para las familias guanajuatenses es palpable en los testimonios que manifiestan quienes trabajan en estas obras, como Enoch García, quien trabaja en la construcción del distribuidor vial Cibeles.

“Una de las cosas más importante en estos momentos de pandemia es tener trabajo. Gracias a Dios, la empresa y el Gobierno del Estado nos han brindado la oportunidad de poder realizar estas obras, que nos permiten tener trabajo y poder llevar un sustento a nuestras familias”, mencionó al ser entrevistado.

Un factor muy importante que se ha tomado en cuenta al momento de ejecutar la obra pública, son las medidas de prevención para evitar contagios de Covid-19 entre los trabajadores de la construcción, por lo cual, se siguen los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias.

“Una de las cosas que se cuidan en este tipo de obras que son muy grandes, por el flujo de gente, es llevar una sana distancia. Constantemente nos están capacitando, nos dan normas a seguir y otra de las cosas es que nos proporcionan los implementos necesarios para nuestra seguridad, como gel para manos, tapabocas y otros aditamentos como guantes, que necesitamos para poder protegernos de esta pandemia. Lo más importante es la salud y sobre todo en este entorno, porque si no tenemos salud no podemos realizar estas obras tan grandes”, agregó Enoch García.

Por su parte, Guillermo López Rodríguez, quien también se dedica a la construcción, comentó: “Andamos aquí en la obra, tenemos trabajo gracias a Dios, porque ahorita por la pandemia ha habido muchos despidos, aquí nos han dado trabajo por un largo tiempo y nuestro sueldo no nos falla”.

Aniceto Meneses, quien se encuentra trabajando en la construcción de 4 paraderos en la glorieta Pozuelos, de la ciudad de Guanajuato, comentó lo siguiente: “Soy casado, tengo 6 hijos, me dedico a la construcción desde hace 30 años, y ahorita por el motivo de la pandemia gracias a que tengo trabajo puedo llevar el sustento a mi casa”; agregó que: “La cuestión ahorita por la enfermedad, está difícil encontrar trabajo, pero ahorita por este motivo doy gracias que tenemos este trabajo, para los beneficios de la familia”.

Miguel Ángel Rodríguez Almeida, de 48 años de edad y padre de 7 hijos, también forma parte del programa de edificación de paraderos y manifestó: “En la construcción llevo 30 años, ahorita en pandemia uso mi cubrebocas, el gel antibacterial y llegando a casa me baño. -Este trabajo me ha ayudado a- sacar a mi familia adelante”.

“En este momento, con obra pública no solo se fortalece la infraestructura de la entidad; también se impulsa con un gran sentido social, el bienestar de las familias guanajuatenses”, finalizó Rodríguez Martínez.

ESCRIBE UN COMENTARIO