El leonés Víctor Armando Guzmán Ramírez nació con discapacidad auditiva y aunque fue inscrito en la escuela, tuvo que abandonarla cuando cursaba la primaria, debido a que sus maestros y compañeros no sabían el lenguaje de señas que él usa a diario para comunicarse con los demás.

Actualmente, a la edad de 25 años, cursa el segundo grado de secundaria en el Instituto de Alfabetización y Educación Básica para Adultos (INAEBA) y su objetivo es concluir una carrera para volverse un ejemplo de que los sueños son para cumplirse.

Día a día ve cómo la exclusión a personas con discapacidad auditiva se da en la sociedad, empresas e instituciones, situación que cambió para él cuando comenzó a recibir los servicios educativos de INAEBA, dependencia del Gobierno del Estado de Guanajuato con la que se muestra agradecido, pues tiene en sus manos la oportunidad de retomar y concluir sus estudios.

Para la atención de grupos focalizados en la sociedad guanajuatense, INAEBA cuenta con programas especiales, donde brinda atención a la población en rezago educativo y que además presenta algún tipo de discapacidad (visual, auditiva, etc.)

Víctor es atendido por asesores educativos de la mencionada dependencia que, dominan la Lengua de Señas Mexicana, lo que le ha permitido avanzar en su formación académica y lo motiva en continuar con la preparatoria al concluir su secundaria.

Utilizando este lenguaje, Víctor comparte su deseo de convertirse en un profesionista y aunque no ha decidido qué quiere estudiar, está seguro que el esfuerzo que realiza, sirva de ejemplo a otras personas con discapacidad, dejando como mensaje que carecer de alguno de los sentidos, no es una limitante para alcanzar las metas que se tienen en la vida.

También te puede interesar:  APRUEBA AYUNTAMIENTO TRABAJO A DISTANCIA

Víctor cuenta cómo diario se debe enfrentar a que la gente no lo entienda, por eso considera que es importante que la población aprenda lo básico del lenguaje de señas, pues es la manera de incluir a todas aquéllas personas que tienen la misma discapacidad que él.

Finalmente, Víctor invitó a que todo guanajuatense con discapacidad auditiva y que además está en rezago educativo, se acerque a INAEBA para retomar y concluir su educación básica, o para aprender a leer y escribir, pues considera que las limitantes físicas no deben convertirse en obstáculos para poder llegar a la meta que cada quien se ha propuesto alcanzar en la vida.

ESCRIBE UN COMENTARIO