El delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor en León, Armando Guzmán, declaró que ante la entrada en vigor de la venta de cerveza el pasado fin de semana, en León no tienen registrados abusos de parte de los vendedores.

Señaló que la delegación de la Profeco en León no puede impedir tumultos como sucedieron en la ciudad de Celaya, donde se desbordó la venta en un depósito de cerveza. Expresó que desde la semana pasada se dio seguimiento a varios centros comerciales donde se abasteció de producto y se vigiló que el precio se respetara al público.

“Derivado de la activación de la venta de cerveza no tenemos ninguna denuncia por condicionamiento, acaparamiento, la no publicación de precios o que se eleve el costo; sin embargo, si llega a existir una denuncia ciudadana la atenderemos para regular el mercado”, declaró Armando Guzmán.

“Ya existe la venta en muchos establecimiento, verificamos que llegaron varios tráileres de producto y el comportamiento comercial fue regular, no hubo acaparamiento, se sacó a la venta el producto, todos los factores que nos corresponde vigilar”.

Por otra parte, el delegado de la Procuraduría Federal del Consumidor en León declaró que en dos meses y medio de la contingencia por la pandemia, sólo tres padres de familia solicitaron el apoyo para negociar el pago de las colegiaturas de sus hijos en la ciudad. Destacó que la Profeco consiguió que los colegios privados ofrezcan descuentos no mayores al 25 % de la colegiatura.

En dos meses y medio de la contingencia, señaló que el mayor número de denuncias ciudadanas fue el incremento injustificado en productos de salubridad como gel antibacterial, guantes y antigripales, no así en cubrebocas porque hubo desabasto.

Durante la pandemia también se registraron alzas injustificadas y denuncias ciudadanas por la venta de productos de la canasta básica como la tortilla, arroz y frijol. “Los distribuidores regionales no incrementaron los precios y se realizaron las sanciones en abarroteras y tortillerías”.

ESCRIBE UN COMENTARIO