La dirigencia del PAN en Guanajuato acusó al Gobierno Federal de estar detrás de los ataques que ejecutó el crimen organizado en el Estado y otras entidades del País la semana pasada.

Distintas tiendas Oxxo y comercios en localidades de Guanajuato, como Irapuato, Celaya y León, fueron incendiadas presuntamente por integrantes del Cártel Jalisco Nueva Generación.

El dirigente estatal del PAN en Guanajuato, Eduardo López Mares, culpó este lunes al Gobierno federal, de extracción morenistas de estar detrás de la violencia y dijo que al Presidente Andrés Manuel López Obrador se le fue el País de las manos.

«La secretaria (ejecutiva) del Sistema Estatal de Seguridad, Sophia Huett, mencionó que hubo una instrucción de alguien con la intención de generar caos y miedo. Y esa instrucción de alguien me queda claro de dónde viene, viene del Gobierno federal, quizá de la Secretaría de Gobernación para generar ese pánico.

«Tengo mis sospechas de que efectivamente el Gobierno federal está metido y atrás de estos ataques, ¿qué casualidad que hay municipios y estados donde gobierna Morena y no pasó nada?», declaró el dirigente albiazul en una conferencia en San José Iturbide.

El dirigente albiazul en Guanajuato dijo que en estos ataques no se vio la participación del Ejército ni de la Guardia Nacional y reprochó que se hayan dado «únicamente en estados de Oposición».

Lo anterior, a pesar de que los hechos de violencia también se registraron en entidades como Baja California y Michoacán, donde actualmente gobierna Morena.

Manifestó que se trata de una estrategia para llevar adelante el decreto que obligaría a pasar la Guardia Nacional a la estructura de la Secretaría de la Defensa Nacional.

ESCRIBE UN COMENTARIO