En Brisas del Campestre

Con el fin de mejorar el entorno social en Brisas del Campestre, colonia asediada por inseguridad y delincuencia, y ubicada lejos de la mancha urbana, los vecinos han creado un centro cultural con biblioteca incluida, totalmente de su iniciativa, recursos y medios.

Brisas del Campestre se encuentra entre los límites de Lagos de Moreno y León, en plena carretera. Con el paso de los años ha aumentado la delincuencia, y debido a su ubicación, las unidades de policía y otros servicios tardan en llegar. Muchos habitantes irregulares, conocidos como “paracaidistas” han ocupado las casas por su cuenta, y los padres de familia temen que sus hijos quieran formar parte de la delincuencia.

Con el fin de mejorar la situación de la gente, hace 5 años nació el comité de colonos. Ha buscado la manera de organizarse hablando ante el municipio, pidiendo más vigilancia y rutas de camión para llegar al centro de la ciudad.

Su más reciente proyecto es la “Biblioteca Comunitaria Emmy Noether” instalada en una de las muchas casas del fraccionamiento, con un acervo de casi 500 libros conseguidos en su totalidad por los vecinos.

El objetivo de la biblioteca no es sólo ofrecer cultura y esparcimiento, sino mejorar la situación educativa de la gente. Hay títulos clásicos, como “Los Miserables” de Víctor Hugo, hasta ensayos de ciencia o libros de idioma, así como autores tan variados como Taibo II o las memorias de Richard Nixon.

Los colonos pueden ir a leer sin ningún problema, como en cualquier recinto de esa índole. Hasta el momento, ha habido respuesta escasa por parte de las autoridades para mejorar la educación en Brisas del Campestre, que se ha convertido en un pequeño pueblito en medio de la ciudad.

 

CULTURA PARA MEJORAR

Félix Cardona, presidente de colonos, explica que la biblioteca es necesaria para mejorar la situación de la colonia.

También te puede interesar:  CRECE LA COMUNIDAD JAPONESA

“Los títulos los obtuvimos de varias formas: es una colección personal, y también gracias a maestros, conocidos, otros vecinos, que nos han ido donando, pues quieren llevar a cabo este plan. Incluso hay maestros de idiomas que nos han regalado discos y libros”.

Erick de la Rosa, dedicado a la promoción de la cultura y el deporte en el comité, señala que la colonia tiene muchísima energía, y se debe canalizar. Desgraciadamente, al ubicarse en la orilla de la ciudad no hay mucha oferta cultural y deportiva.

“Pero en cuanto los niños ven una opción diferente de arte y cultura, les llama la atención. Les gusta la guitarra y el conocimiento. Los niños están en busca de canalizar su energía, y dentro de lo que podemos echamos la mano. Lo que hace falta es un programa permanente, porque es una zona marginal de la ciudad, además que un padre de familia que está trabajando 8 horas y tras una hora más de camino llega a su casa, no tiene la energía para ayudar a sus muchachos”.

Erick destaca que el trabajo del gobierno está hacia la empresa, como el Puerto Interior y los fraccionamientos industriales, y es necesario apoyar toda la ciudad.

 

¿POR QUÉ EMMY NOETHER?

El motivo por el que la biblioteca se llama así, es en honor a Emmy Noether (1882-1935), una brillante matemática que no es muy conocida por el público general, que sufrió mucho rechazo por las instituciones de su época, pues no se le permitía tener los mismos derechos. Fue la primera matemática doctorada en Europa. Precisamente por eso el nombre: para reivindicar el papel de la mujer en la ciencia y la sociedad.

ESCRIBE UN COMENTARIO