José N, el único detenido por el homicidio del policía preventivo rural Filiberto, fue presentado a audiencia de control judicial para posteriormente imputar el delito de homicidio calificado, mientras el Ministerio Público continúa las investigaciones en busca de los otros implicados de ese crimen.

Este sábado, al vencimiento del término constitucional de 48 horas, la Procuraduría General de Justicia solicitó al Juzgado de Oralidad de la Región 4, con cabecera en León, audiencia de control judicial para el detenido José N, de 23 años de edad, detenido poco después de homicidio mencionado.

José N fue capturado por patrulleros municipales tras el ataque en que resultó herido de muerte el policía  y sus captores lo relacionaron con la posesión de una camioneta y una automóvil así como un fusil y una pistola, a la vez que lo señalaron como un probable implicado en ese asesinato.

El Ministerio Público, por su parte, tras hacer las indagaciones del caso, resolvió imputar ese homicidio y solicitó audiencia de control judicial con la finalidad de justificar la detención del imputado y proceder luego a hacerle la imputación del delito de homicidio.

En tanto, la autoridad investigadora no ha hecho revelación alguna sobre la forma que ocurrieron los hechos la noche del miércoles o la madrugada del jueves de esta semana.

José N, fue detenido en la comunidad de El Jagüey, cercana a la de Barretos, en cuyo camino de acceso fue consumado el ataque al agente Mendoza Hernández, quien moriría poco después cuando ya recibía atención médica.

La audiencia de control judicial dio inicio a las tres de la tarde de este sábado en una sala de oralidad del Juzgado mencionado, y solo si el juez de control que la preside declara legal la detención, podrá el Ministerio Público hacer la imputación de homicidio calificado al detenido; de lo contrario, deberá ser puesto en libertad.

También te puede interesar:  Levantan y asesinan a subdirector de Policía

ESCRIBE UN COMENTARIO