Fueron reconocidas las voluntarias que están en los comedores comunitarios del Sistema Integral del Desarrollo de la Familia, aquellas que trabajan por los que menos tienen y que no dejaron de hacer su labor cuando la pandemia del Covid-19, llegó a modificar la normalidad de la ciudadanía.

En los comedores se encargan de hacer rendir los alimentos “Todo mundo puede hacer algo, por alguien más” mencionó el presidente del consejo directivo DIF León, Eduardo Ramírez.

Cabe señalar que hay 136 comedores en total y son 547 voluntarias las que se encargan de preparar estos alimentos.

Esta ocasión fueron 63 las beneficiarias reconocidas por su trabajo y se les entregaron apoyos económicos, una tarjeta con mil 500 pesos en vales de despensa, en agradecimiento por el trabajo que hacen en los comedores comunitarios, ayudando a las personas que piden el apoyo a estos espacios del DIF.

Voluntarias de Madres Unidas, del Comedor Libertad, Comedor Balcones de la Joya, Soledad de las Joyas, Real de las Joyas, Medina, Plaza de la Ciudadanía Efraín Huerta, Las Coloradas y a las empresas que colaboran con el programa León sin Hambre.

Liz Esparza, directora del DIF León, precisó que se han repartido 500 mil raciones de comida, fría y caliente, recordó que para cuando llegó la contingencia sanitaria, se entregaban cajas con alimentos para seguir dándole continuidad a este programa. «Tenemos siete comedores en el sistema DIF, pero aparte tenemos una red de otros comedores que no son propiamente del sistema DIF, pero que colaboran con los comités de las voluntarias para cocinar el insumo y entregarlos a las personas que tienen una situación de vulnerabilidad» precisó Liz Esparza.

ESCRIBE UN COMENTARIO