Las calles de León registran una importante movilidad de ciudadanos que aprovechan el fin de semana para realizar compras y actividades de esparcimiento entre los latentes riesgos de contagios covid.

Se recuerda que la Secretaría de Salud del Estado de Guanajuato ratificó el color amarillo sin alerta del semáforo de reactivación económica, pero este cromo no significa que la pandemia haya sido superada.

Los registros oficiales reconocen que el número de contagios sigue a la baja, tan sólo ayer se reportan 423 nuevos casos positivos, un número menor en relación a los registrados en la primera quince de octubre que oscilaron entre los 600 y 700.
Desde que inició la pandemia, en el estado de Guanajuato se han registrado 186 mil 297 casos positivos de covid, con 12 mil 858 defunciones.

En León se registran 60 mil 113 casos confirmados con 4 mil 208 defunciones. En el vecino municipio de Irapuato se registran 18 mil 452 casos confirmados con mil 359 defunciones.
Ante la estadística, las autoridades de salud exhortan a la población a mantener los protocolos de prevención, dado que la pandemia sigue latente y podría alcanzar una cuarta ola, sobre todo en temporada de invierno, un periodo con aumento en padecimientos respiratorios.

El contexto refiere que, hay varios estados y la Ciudad de México con semáforo verde, situación que permite la actividad económica, pero donde se mantienen las medidas de prevención como uso de cubre bocas, uso de gel anti bacterial y sana distancia.

SIGUE LA MOVILIDAD
El reporte de fin de semana en la calles de León proyecta que, en efecto, no cesó la movilidad en los andenes de los mercados Aldama y Descargue Estrella, así como en los pasajes comerciales del Centro Histórico.
En otros sectores de la ciudad, como en las plazas comerciales, también se registró afluencia de personas que aprovechan el asueto de fin de semana para hacer compras y en plan de esparcimiento.

El transporte colectivo urbano parece alcanzar su expresión «de vieja normalidad», dado que las «orugas», así como los camiones convencionales, se observaron saturados de pasajeros, sobre todo entre las 11 de la mañana y las 18 horas.

Otros espacios que se observaron con alta movilidad fueron los bulevares de acceso a la ciudad, como el Bulevar Aeropuerto que presentó una importante afluencia de vehículos de motor con los consiguientes «embotellamientos».

En la mayoría de los casos se observó que los ciudadanos cumplen el protocolo de usar cubre nocas, pero una buena cantidad de personas, sobre todo jóvenes, ya se olvidó de este requisito de prevención.

ESCRIBE UN COMENTARIO