Al ser Villas de San Juan la cuarta colonia con más casos activos de coronavirus, presentando en el último conteo de Secretaría de Salud un total de 20 casos, los tianguistas redoblan esfuerzos y fomentan la responsabilidad en sus clientes.

Sin embargo, es todo un reto hacerlo domingo tras domingo. Así lo señala Israel Perales, quien es es delegado y comerciante.

Son cuatro delegados, y en el de Israel con tan solo 400 puestos. Es importante crear conciencia en Villas de San Juan, pues Israel señala que para muchos de sus habitantes, es prácticamente una ciudad pequeña.

“Lo que nosotros estamos haciendo es tomar las medidas precautorias para minimizar el riesgo. A los comerciantes se les inculca desde la mañana que tienen que traer el cubreocas y tienen que traer el gel, y también se trata de convencer a la gente”, señala.

Sin embargo, a veces hay que luchar contra la obstinación y el virus a la par:

“Sabemos que la pandemia se ha disparado, y aunque exigimos que se pongan los filtros, hay personas que no asimilan lo que está pasando. En lo que respecta a nosotros como delegados, nos corresponde poner las pancartas, cintas de precaución y vigilar la entrada y la salida de las personas… pero como en todo, hay que tener en cuenta que es necesario educar a las personas”.

“Es importante concientizar a las personas más ahora que nunca. Aunque ya estaremos en semáforo naranja. Sé que estamos haciendo algo por nuestra ciudad”, concluye. “Hasta ahora tenemos muy altas expectativas, porque gracias al legado de Jesús Tellez nosotros continuamos unidos y apoyándonos. Ahora no vamos a bajar la guardia pese al semáforo”.

ESCRIBE UN COMENTARIO