El crecimiento acelerado del homicidio doloso en el país, en los últimos siete años se rompió en 2019 y su incidencia comenzó a descender en los últimos dos años, y se espera que siga decreciendo en los años próximos, según lo expuso este jueves en su conferencia matutina el presidente Andrés Manuel López Obrador.

El mandatario dio a conocer que el año pasado, en el país, la incidencia de ese delito bajó en 4.16%.

Entre otros temas de seguridad pública de los que mostró estadísticas señaló la evolución que ha mostrado la incidencia de homicidio doloso en todo el territorio nacional a partir del 2015. Dijo que en 2016 la incidencia de ese delito se incrementó en un 26.1%. En 2017 el incremento de homicidios fue del 28% ; en 2018 aumentó 16% y en 2019, se rompió esa tendencia y se tuvo un crecimiento de solo el 2.8%. Añadió que para 2020, hubo un descenso del 0.4%, mientras en 2021, la disminución fue de 4.16%.

El mandatario comentó que espera que los años 2022, 2023 y 2024, la incidencia de ese delito siga a la baja.

ESCRIBE UN COMENTARIO