Cientos de personas suman al menos 5 meses recorriendo todos los hospitales federales y estatales de la ciudad, en busca de vacunas para sus bebés, sin tener éxito en la mayoría de los casos.

Ante el desabasto y la desesperación, los padres de familia recurren a la compra de las vacunas en el sector privado, en donde cada dosis oscila entre los mil 500 y 3 mil pesos por vacuna.

La clínica del ISSSTE y los hospitales T53 y T51 del IMSS recibieron esta semana su dotación de vacunas, sin embargo, los directivos decidieron que ante el desabasto nacional, sólo aplicarán las dosis a sus derechohabientes, dejando desprotegidos a cientos de bebés por pertenecer a otras clínicas.

En redes sociales, grupos de ciudadanos preguntan sobre las vacunas para los niños recién nacidos y rotavirus, esta última se tiene que aplicar en tres ocasiones durante los primeros 6 meses de vida de los niños, por lo que el desabasto nacional ha dejado a decenas de miles de infantes con su cartilla incompleta.

A pesar de que en 2018 no se negaba ninguna vacuna, ahora la realidad en la Cuarta Transformación es un retroceso de 50 años.

“El desabasto de la vacuna nos ha llevado a tener 17 meses sin la vacuna de la poliomielitis; 11 meses sin difteria, tosferina y tétanos; 5 meses sin rotavirus y la de papiloma humano; 4 meses sin sarampión y rubeola, este es el último mes sin hepatitis B”, declaró el diputado federal y médico leonés Éctor Jaime Ramírez Barba.

Los niños de las colonias más pobres son los más propensos a un brote de rotavirus. En México se cree que el 30% de su población no tiene agua potable.

En el ámbito privado, la vacuna del rotavirus cuesta mil 500 pesos por cada dosis, por lo que hay padres de familia que ya pagaron el cuadro completo (4,500 pesos), debido a que el Gobierno Federal nunca les proporcionó a los niños la vacuna.

NIEGAN VACUNAS

En la clínica del ISSSTE en León, así como en los hospitales T53 de Torres Landa, por la zona de Centro Max, y la clínica T51 de avenida México y López Mateos, en Los Paraísos, las enfermeras encargadas de aplicar la vacuna del rotavirus se niegan a aplicarla a los bebés por órdenes de sus directores.

El médico Éctor Jaime Ramírez Barba ha denunciado desde hace más de un año y medio la carencia de vacunas en el país debido a que el Gobierno Federal se ha negado a comprarlas.

“La Organización Mundial de la Salud y Unicef han dicho que México está con una crisis seria no vivida en los últimos 40 años con cientos de miles de niños con riesgo de enfermar por no tener su cuadro completo de vacunación, esto es una tragedia, vamos a denunciar a los funcionarios encargados de la vacunación”, dijo el panista.

Concluyó que en México existe un brote de sarampión no registrado en el pasado, y pueden venir brotes de rubéola y tuberculosis.

ESCRIBE UN COMENTARIO