El precio del limón en los mercados populares se elevó de manera estratosférica a 55 y 60 pesos el kilogramo debido al desabasto por afectación de heladas, siniestros y problemas en la producción, y de otros productos básicos que aumentaron de precio con la inflación 7.36 % que golpea la economía familiar que depende de bajos salarios y sufre desempleo.

En el Descargue Estrella, los comerciantes se esfuerzan por hacer promociones y ofertas con el fin de atraer y mantener clientes para resistir las bajas ventas del 40 por ciento en promedio durante la semana, porque el viernes, sábado y domingo se recuperan en casi 50 %, expuso el dirigente Ramiro Sánchez González.

Dijo que la cuesta de enero, el bajo salario real que se paga a los trabajadores en las empresas, el bajo poder de compra, el desempleo que aún sufren muchos trabajadores y la inflación de más de 7 % en diciembre y del 3 % más o menos que se prevé en enero, nos pega a todos en los bolsillos, en bajas ventas y en reducción del bienestar, o sea pobreza alimentaria.

La feria impacta con bajas ventas en el Descargue Estrella, debido a que dejan de acudir personas a surtir sus despensas, recortan presupuesto para dedicar una parte a irse a divertir, a darse una vuelta, para ver que hay de nuevo, refirió.

El precio del limón sigue elevado entre 50, 55 y 60 pesos, con todo y oferta y promoción el de calidad más o menos, pero el problema es que continúa el baja abasto, no hay suficiente producción en el campo mexicano y al menos seguirá uno o dos meses o más, según proveedores, apuntó.

Este incremento de precio del limón obliga a la gente a comprar un cuarto de kilogramo, pero se compensa, con la baja del jitomate que de costar 35 pesos se encuentra en 16 y 17 precios; la cebolla de costar 35 pesos se ubicó en 18 y 20 pesos que para los consumidores es cara, por el insuficiente poder de compra.

El chile serrano bajó de 60 a 15 pesos el kilogramo; el huevo de más o menos calidad de marca de prestigio cuesta 34 pesos, el más barato cuesta 29 pesos; el frijol de calidad se encuentra entre 40 a 45 pesos, otros de menor calidad cuestan 20 pesos.

El precio promedio de las tortillas está a 20 pesos, en algunas a 19 y 18 pesos de menor calidad o más pequeñas de tamaño.

La inflación galopante, es la que golpea la economía popular, con la pérdida del poder de compra, la falta de empleo formal, que ocasionan a que las familias compren menos, ajusten su gasta para surtir lo más indispensable de la canasta básica, refirió.

ESCRIBE UN COMENTARIO