La negativa de los propietarios de unas 50 casas que se encuentran en malas condiciones genera riesgos innecesarios para la población, al no brindarles atención y labores preventivas para evitar su deterioro.

José Félix, Titular de la Dirección de PC, explicó que los inmuebles no pueden ser intervenidos por las autoridades, con acciones de tipo preventivo porque los propietarios se niegan a aportar lo que les corresponde.

“Tenemos casos en donde no hemos podido localizar a los dueños de las casas y otros en donde los propietarios se han negado a colaborar para mejorar sus condiciones, eso genera riesgos para la población”, dijo.

Señaló que hay casos de varios inmuebles con hasta 50 o más años de antigüedad, lo que ocasiona que con las lluvias y la humedad que se genera, se presenten problemas en las estructuras y las mismas bases que las soportan.

Debido a su antigüedad, muchos de los inmuebles requieren de permisos que sus dueños deben de tramitar ante instancias como el INAH, pero no lo hacen.

“Para nosotros y para la misma gente es un problema porque los riesgos que hay es que una de esas casas se venga abajo en cualquier momento y eso es algo que puede afectar a los vecinos o a quienes que pasen por el lugar”, afirmó.

Recordó que cada llegada de temporada de lluvias la situación se complica más, debido a que con el paso de los años aumenta la cantidad de hogares que representan un riesgo.

Precisó que solo en la Zona Centro existen unos 50 de estos inmuebles que presentan algún tipo de daño y requieren de una intervención de tipo preventivo para evitar los riesgos, pero eso es algo que las autoridades por si solas no pueden hacer.

La mayor parte de estas construcciones fueron hechas de adobe, un material que con la humedad que generan las lluvias se reblandece y se puede venir abajo, de uno momento a otro y generar daños.

El funcionario apuntó que se han buscado y localizado a muchos de los propietarios y algunos de ellos se han negado a colaborar con las autoridades, debido a la falta de recursos económicos y las autorizaciones que corresponden a instancias como el INAH.

A la población le recomendó evitar el paso por los inmuebles, los cuales son delimitados con cinta, precisamente parta evitar daños y afectaciones a terceras personas.

ESCRIBE UN COMENTARIO