Las obras de ampliación en un costado de la carretera libre Silao-Guanajuato causan desconcierto entre los conductores de vehículos que a diario circulan por ese lugar.

Leopoldo García, conductor de un vehículo particular que pasaba por el lugar, consideró que en tanto se realizan las obras que efectúa General Motor (GM) para la circulación de los camiones tipo tráiler que llegan y abastecen de autopartes es necesario que los encargados de las obras coloquen señalamientos preventivos desde donde termina el puente que sube de la lateral de la carretera de cuota.

Indicó que cuando, las personas van conduciendo, llegan a la parte en donde se realizan las obras, se desconciertan un tanto al encontrarse de frente con una especie de malla de plástico en color naranja, lo cual provoca que se tengan que frenar para evitar irse contra dicho objeto, e invadir la parte en donde se realizan los trabajos de referencia.

Explicó que dichas obras son necesarias, sin embargo, la constructora que realiza los trabajos debe colocar a una distancia prudente señalamientos preventivos.

Precisó que una vez que queden terminadas las obras, los operadores de los tráiler contarán con una especie de acotamiento lateral de la carretera federal, a fin de evitar los riesgos que provocan con sus salidas de forma abrupta sin tomar las medidas de precaución necesarias para evitar riesgos de accidentes.

ESCRIBE UN COMENTARIO