La carne de res se convierte en un alimento de lujo, fuera del alcance de la economía popular al dispararse en el precio de 70 a 91 pesos el kilogramo, el aguacate resulta caro para las familias al subir de 25 a 45 pesos el kilogramo. 

En contraparte, el costo del bistec se mantiene en 125 pesos, el jitomate sigue en 10 pesos el kilogramo, y la cebolla bajó de 12 a 6 pesos el kilogramo al menudeo, pero al mayoreo a 3 pesos sale el kilogramo, en el Descargue Estrella. 

El costo del chile serrano aumentó de 18 a 35 pesos el kilogramo, se compensa con la baja del precio de la cebolla y que el jitomate se mantenga en 10 pesos, además de que los comerciantes hacen promociones a sus clientes.

El dirigente del Descargue Estrella, Ramiro Sánchez González, destacó que en promedio las ventas se encuentran entre un 50 y 60 por ciento entre los 172 comerciantes que se mantienen firmes al “pie del cañón” en las buenas y en las malas, para seguir moviendo la reactivación económica con precios accesibles para la gran mayoría de consumidores. 

Dijo que bien que mal, los comerciantes siguen adelante, hasta el momento no se han presentado quiebras o abandonos de locales, o que dejen de trabajar uno o dos días a la semana, todos continúan a diario en sus labores, con altibajos en las ventas y en ocasiones hasta con pérdidas parciales en los productos.

“Ante la baja capacidad de compra, por los bajos salarios o falta de empleo, las familias compran menos, se llevan medios kilogramos, o cuartos y así se van ajustando de acuerdo a sus posibilidades económicas para surtir sus despensas, prefieren venir una o dos veces a la semana para adquirir sus despensas a mejores precios que en los puestos callejeros o tiendas donde les elevan el costo del flete”, añadió.

El temor de los comerciantes, es que se venga una tercera ola de aumento de contagios y muertes por coronavirus en esta semana, como lo dicen la Secretaría de Salud, debido a la pasada temporada vacacional, en la que bastantes personas no se cuidaron con las medidas sanitarios, indicó: “Esperemos que no suceda, o no tan grave”. 

ESCRIBE UN COMENTARIO