A partir del 27 de marzo cuando se cerraron todas las instalaciones deportivas a la población, personal de la Comude se ha dedicado a dar mantenimiento y a sanitizar sus ocho unidades deportivas.

Dependiendo de la unidad deportiva y las necesidades de atención, se trabajó con dos o hasta cuatro elementos de las cuadrillas de mantenimiento con diferentes actividades como limpieza general de áreas como papeleo, recolección de basura, barrido de áreas comunes.

También limpieza en oficinas y espacios cerrados para sanitizarlos, riego y poda de campos empastados, áreas verdes y ajardinadas, mantenimiento a las albercas de la Enrique Fernández Martínez y de Antonio ‘La Tota’ Carbajal.

Se espera que al momento que se permita la entrada al público, los usuarios podrán tener acceso a áreas limpias y funcionales para la práctica del deporte o actividad física.

ESCRIBE UN COMENTARIO