Hubo un tiempo en que las escuelas eran centros del saber, de conocimiento y la convivencia… pero llegó la pandemia, el cierre de estas y con ello el vandalismo. En la colonia San Isidro Labrador está uno de los casos más notables, donde el inmueble ha quedado como dice la sabiduría popular: “ni para Dios, ni para el diablo”.

Mientras algunas escuelas vuelven a la “vieja normalidad” otras quedaban inutilizadas, con más daño del que pudieron soportar. Casos sobran en León.

La Telesecundaria 765 ubicada en la calle Agricultor de la colonia San Isidro Labrador, se encuentra a las faldas del cerro, a la salida de la ciudad. Desde lo alto se puede ver el Parque Metropolitano y la Presa El Palote. En 2019, era habitual que las y los niños tomaran clases, pero ahora no queda nada, y tomando en cuenta el estado actual de la institución, esta posibilidad está en el aire.

Lo cierto es que calles abajo, en la escuela Justo Sierra, poco a poco se ha regresado a clases presenciales. El martes era posible ver cómo algunos pequeños entraban a la escuela, y a las profesoras cantar junto con los niños, todos con sana distancia. Sin embargo, a unos cuantos metros estaba una escuela en el olvido.

El año pasado, los vecinos de la colonia San Isidro Labrador se dieron cuenta que los vándalos de la zona entraban en la institución educativa. Primero rompieron la malla ciclónica, y luego entraron al lugar. Destrozaron los vidrios, se robaron pupitres, escritorios, rayaron los muros e incluso robaron los mingitorios. Como dicen los vecinos “nomás quedó el cascarón”.

La pregunta que muchos vecinos se hacen es: “¿Y ahora?”

Irma Juárez es madre de familia y vive por la zona. Su hija no ha asistido a la escuela hasta el momento, y no hay una fecha concreta para volver. “Todo esto de la pandemia ha perjudicado más cosas. Ya no sabemos cómo va a regresar a clases mi hija y todos los niños que asistían a esta escuela”.

“Antes nos dedicábamos a limpiarla y atenderla, pero ahorita ya no hay nada que hacer. Lo peor es que no es la única escuela que le ha pasado esto”, dice Gabriela Lozano.

Hasta el momento, no hay respuestas concretas.

Los casos de robos a escuelas ya son una constante habitual en León. El 21 de junio, policías detuvieron a un ladrón en la colonia Nuevo Amanecer, que no conforme con robar una motocicleta, pretendía llevarse material educativo de una escuela.

ESCRIBE UN COMENTARIO