Aunque al final del encuentro, Nacho Ambriz, se dijo tranquilo porque vio mejoría en su equipo, aceptó también que la derrota contra el América lo deja con un sabor amargo.

El timonel de La Fiera, aseguró que no está molesto ni mucho menos, pues el primer tiempo fue muy trabado para ambos y en el segundo su equipo fue el que tuvo más la pelota y un error es lo que termina sentenciando el partido.

“Fue un errorcito y un acierto de ellos y por eso nos vamos con un sabor amargo; pero hay que seguir trabajando, mejorar algunos aspectos”, aseveró.

Dijo que anoche, le gustó mucho la personalidad del equipo y esa forma de jugar “que donde quiera que íbamos, jugábamos bien”.

Agregó que en el partido contra Puebla jugaron 45 minutos aceptables y ahora fueron más de 75, “nos apoderamos de la pelota, los metimos en su cancha y me quedo con esas sensaciones que el equipo vuelve a mostrar personalidad, a jugar bien al futbol. No ganamos, pero estoy tranquilo de que esto se va revertir”.

Respecto a las revisiones del VAR, manifestó que no le gusta hablar de eso, pues son situaciones del futbol, “ahora hay gente que te ayuda desde arriba, para el árbitro es complicado poder decidir en el momento justo, pero eso realmente para mí no trasciende en el resultado”.

A pesar de que el equipo se encuentra en este bache, Ambriz apuntó que todavía quedan bastantes puntos y van a pelear hasta el final, “mientras matemáticamente no estemos fuera, pelearemos hasta el final. También tenemos la Concachampions otra espinita que tenemos clavada”.

ESCRIBE UN COMENTARIO