La obsesión que el Presidente tiene contra Guanajuato fue expuesta en la rueda de prensa que el Comité Directivo Estatal del PAN convocó.

Asistieron su presidente, Eduardo López Mares; y los diputados federales Michelle González, Fernando Torres, Éctor Jaime Rodríguez, Itzel Balderas, Ramón Cifuentes y Jorge Espadas, con el objetivo de hablar de la agenda legislativa.

Uno de los temas que preocupa a Acción Nacional, según se dijo en la reunión con los medios, es el robo de información del que fue víctima la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena).

“Esto solamente nos deja expuestos como un país con una protección endeble y desinformados sobre un tema tan importante como lo es la seguridad cibernética en estos tiempos”, dijo Eduardo López.

También destacó que, con estas acciones, queda más que claro que la ciudadanía se encuentra desprotegida ante estos nuevos modos de delincuencia.

“La ciberseguridad es un tema fundamental, lo que suena increíble es que el cuerpo de seguridad con el que supuestamente estamos protegidos por órdenes del nivel federal, el más grande que tienen, haya sufrido un embate de parte de un grupo criminal. Aquí lo claro es que nuestro futuro está en manos de la delincuencia y que nadie en el gobierno federal nos está cuidando, ni nos está alertando, no tienen formas de protegernos”, expresó y puso sobre la mesa que actualmente no existe una Ley federal de ciberseguridad que respalde a las instituciones y a los ciudadanos, por lo que urge legislar en ese aspecto.

En el mismo evento, el diputado federal Fernando Torres Graciano informó que a través de la próxima sesión de la Comisión bicamaral de seguridad nacional pedirán detalles de cómo ocurrió este hackeo.

“Habría que cuestionarse si quien obtuvo esta información es un activista o un grupo de terrorismo cibernético, lo que sería todavía más grave. El presidente le resta importancia al hecho de que, si las fuerzas armadas son víctimas de hackeo, el sistema financiero mexicano o la Secretaría de Hacienda también lo pueden ser”.

Sobre el tema, Román Cifuentes Negrete comentó que el manejo de las áreas de inteligencia de este gobierno federal le hace recordar a los tiempos más oscuros de la política en nuestro país, donde el gobierno espiaba a la oposición y se hacía presión política.

“Pareciera que están convirtiendo las áreas de inteligencia en herramientas de presión política y espionaje. Si los activistas son capaces de vulnerar la seguridad de una institución que su sinónimo es la seguridad y la defensa, imagínense cómo quedan expuestas todas las demás instituciones” detalló el representante del distrito 3 electoral.

ESCRIBE UN COMENTARIO