Usuarios de redes sociales advierten sobre los riesgos de la «vuelta a la derecha» para vehículos de motor que «conviven» con el carril ciclista sobre el bulevar López Mateos.

Los «web comentarios» cuestionan la dificultad que representa para automovilistas el doblar a la derecha en dirección hacia calles transversales.

Observan que muchos ciclistas circulan con carácter de preferencia vial y no hacen alto para que los automovilistas puedan hacer su maniobra conforme lo establece la luz del semáforo.

Se han derivado incidentes en donde, en muchos casos, los pedalistas demuestran su molestia contra los conductores de vehículos de motor.

Para alcanzar una convivencia armónica, sugieren que las autoridades municipales realicen un estudio de riesgos para perfeccionar la sincronía de los semáforos.

Critican que, en León, la mayoría de los ciclistas no respeta señales viales y, bajo esta premisa de costumbre ancestral, tampoco lo hacen dentro del carril emergente del BALM.

Se advierte también que, a pesar del carril especial, numerosos ciclistas siguen circulando sobre la banqueta y utilizan las rampas para personas discapacitadas.

Ante los numerosos «detalles» que tiene este programa «piloto», los usuarios del «Eje» (como se le conoció popularmente en sus orígenes), espera que se realicen los ajustes pertinentes con base en estudios especializados.

ESCRIBE UN COMENTARIO