Luego de un año de ausencia, el Festival Internacional Cervantino (FIC) volvió al formato presencial y al caer el telón de la edición 49 que marcó el inicio de las actividades se rindió un merecido homenaje al personal médico que combate la pandemia del Covid-19.

En la explanada de la Alhóndiga de Granaditas, donde se concentraron autoridades y miles de personas, todo comenzó con un homenaje para reconocer y alentar la labor de los trabajadores de la salud, donde los asistentes dedicaron un aplauso de un minuto de duración.

Luego vinieron los vítores, palabras y gritos de aliento que enmarcaron el inicio de la edición 49 del festival cultural que es considerado el más grande e importante de México y América Latina.

La parte musical comenzó con la presentación de la Orquesta Filarmónica del Desierto de Coahuila de Zaragoza, que bajo la conducción de Samuel Fomeli y Natanael Espinoza brindaron una presentación amena y llena de calidad.

Mientras los acordes de los músicos del estado del norte del país se dejaban escuchar, la gente poco a poco comenzó a vivir el ambiente cervantino, ese mismo que se había extraviado el año pasado debido a las restricciones impuestas por la pandemia.

En primera fila se ubicaron el Gobernador del Estado, Diego Sinhue Rodríguez, la directora del FIC, Mariana Aymerich y los representantes del Gobierno de Coahuila, así como los integrantes del Ministerio de Cultura de Cuba, el país invitado de honor.

En el graderío miles de personas atendían las disposiciones de personal de la Coordinación Estatal de Protección Civil (PC) y guardaban la sana distancia para presenciar el inició de un histórico día, cuando el Festival Internacional Cervantino volvió a cobrar vida.

Luego hicieron su aparición en el escenario, los músicos cubanos “Los Van Van”, quienes imprimieron alegría y diversión con su música llena de algarabía.

Conforme la noche fue avanzado, también lo hizo la calidad de los músicos y el entusiasmo de los presentes, quienes cantaron y bailaron al ritmo que debieron poner en pausa durante 2020.

Por más de 90 minutos, ambas agrupaciones ejecutaron con brillantez y calidad diversas piezas de música que hicieron las delicias de los miles de asistentes que una vez más gozaron de lo que les ofrece el Festival Cervantino.

Antes del evento de inauguración del FIC, el gobernador encabezó la inauguración de la sala de prensa “Carlos Jiménez”, en donde además rindieron un merecido homenaje a la trayectoria del reportero gráfico Crescencio Torres Cuellar, que por más de 35 años ha cubierto el Cervantino para los periódicos de la Organización Editorial Mexicana (EOM).

ESCRIBE UN COMENTARIO