La tapa de un registro dañada desde hace dos años, ubicada en una de las banquetas de la calle Hidalgo, se ha convertido en un peligro latente para las personas que a diario pasan caminando por el lugar.

Marisela Mendiola, habitante de la zona centro, señaló que desde hace dos años el registro se empezó a deteriorar y a la fecha se encuentra con orificios en donde fácilmente le cabe un pie a una persona y a pesar de ellos el problema no ha sido atendido.

Dedujo que la tapa del registro dañada es un peligro latente para los niños que a diario acuden a las escuelas que se localizan en la zona centro y para los cientos de personas, entre ellas de la tercera edad, que a diario transitan por el lugar que se ubica frente al mercado Victoria.

Señaló que en caso que se le vaya un pie a alguna persona sin duda podría presentar hasta una fractura  en un pie.

Explicó que a pesar que el problema se localiza a escasos cincuenta metros de la alcaldía, el problema no ha sido atendido por el municipio que es quien debe proporcionar solución a la problemática o exigir a Teléfonos de México o Comisión Federal de Electricidad para que repongan las tapas de los registros ubicados en la vía publica.

La quejosa señaló que el problema no es exclusivo de la zona centro puesto que en la ciudad hay varios registros dañados de las tapas que no han sido atendidos.

ESCRIBE UN COMENTARIO

También te puede interesar:  1821, primer desfile