En la Zona Piel es automático el paro de comercios como efecto de la cuarta ola de la pandemia, la baja de visitantes y de las ventas de manera gradual, expuso el presidente de la asociación de plazas (CEZCAL), Francisco Romo.

Destacó que no se requiere que las autoridades sanitarias, comercio, o economía decreten o determinen un cierre de la Zona Piel, porque funciona de acuerdo a la baja de las ventas y de visitantes como efecto de la pandemia.

Para la Zona Piel ya pasó la buena temporada de ventas en diciembre, le sigue la cuesta de enero, con el desplome de ventas hasta el 30 por ciento en promedio, la cual se complica por el rebrote de la pandemia con la variante Ómicron que impacta con la disminución de visitantes de varios estados y de Guanajuato, así como leoneses, dijo.

Una esperanza de repunte es la feria que puede atraer visitantes foráneos especialmente al recinto ferial, con la posibilidad de que se den una vuelta a la Zona Piel en busca de mejores precios de calzado, chamarras, bolsas, billeteras, entre otros artículos de piel original, señaló.

“En la medida que bajan las ventas, los comerciantes también bajan cortinas de locales en varios días a la semana, disminuyen horas de trabajo para ahorro de electricidad, agua, empleo y gastos de operación que no se alcanzan a cubrir, simplemente porque las ventas son bajas”, expresó Francisco Romo.

Sin embargo, indicó que los comerciantes siguen “al pie del cañón”, hacen promociones, buscan a sus clientes por redes sociales, tratan de contactar a nuevos clientes, no se quedan cruzados de brazos, siguen en la lucha diaria para ganarse la vida, con nuevas estrategias, acordes a sus posibilidades.

“No queremos el cierre general, pero muchos comerciantes sienten la presión de bajas ventas y se ven obligados a cerrar sus comercios dos o tres días a la semana, otros abren más tarde y cierran más temprano, otros más hacen paro técnico temporal y muchos otros buscan y rebuscan clientes por redes sociales, plataformas, hacen descuentos, promociones y remates de mercancías hasta donde es posible, para no quebrar definitivamente… nunca darse por vencido”, enfatizó.

ESCRIBE UN COMENTARIO