Esta semana, el reconocimiento “Soy de León” que se entrega a ciudadanos distinguidos, fue para unas talentosas y dedicadas jóvenes que han destacado en el deporte de las pesas, así como para su entrenador.

La entrega del reconocimiento, que consta de un diploma, se llevó a cabo en la ceremonia de los Honores a la Bandera, en presencia de autoridades locales. Fue la alcaldesa, Ale Gutiérrez, quien felicitó y entregó el diploma a las chicas.

Sobre la importancia del reconocimiento, así como su valor, habla en entrevista el entrenador de las chicas, José Luis Castrejón:

“El reconocimiento fue por la participación de las niñas en el mundial Sub-17 llevado a cabo en el Domo de la Feria, donde Jocelyn ganó medalla de bronce y las demás obtuvieron muy buenos resultados. Ganar este premio implica representar a todos los leoneses en el ámbito deportivo y en lo demás es un orgullo para las familias. En mi caso para la COMUDE, a la que vengo representando. El entrenamiento es todo un proceso y al final, como en todo, tiene sus resultados, para ser un deportista de un buen nivel hay que esforzarse mucho, hay que ser muy disciplinado para poder tener estos resultados”.

Una de las chicas galardonadas es Vanessa Andrade, quien empezó desde muy joven: concretamente, a los nueve años. Su gusto y su pasión por la halterofilia empezó cuando su hermano la invitó, y posteriormente se empezó a dedicar de manera formal. Inició en las competencias a los 12 años, y ganó en eventos infantiles. El año pasado fue su primer nacional, pero desgraciadamente, en 2020 muchos de estos eventos y encuentros se cancelaron debido a la pandemia del coronavirus.

“Me siento muy contenta de poder representar a mi país, estoy muy agradecida con todos”, dice.

Con respecto a si hay machismo en la halterofilia o no, La joven prefiere enfocarse en su entrenamiento: “A mi, la verdad, no me importan las opiniones de la gente. Conque yo me sienta a gusto estoy contenta”.

ESCRIBE UN COMENTARIO