Después un año de preparación espiritual, Francisco Ramírez Muñoz celebró su primera comunión, rodeado del cariño de sus seres queridos.
Él estuvo acompañado por sus papás: Francisco Ramírez y Daniela Muñoz, quienes eligieron como padrinos a sus abuelitos paternos Joel y Rebeca Ramírez
La ceremonia eclesiástica tuvo lugar en la parroquia de San Pio X y hasta este recinto, el neocomulgante llego con toda la emoción y fe para recibir por primera ocasión a Cristo en la Hostia.
Al término de la misa, se trasladaron a una quinta familiar, donde se realizó el festejo en honor de Francisco.
En este lugar, el festejado recibió numerosas muestras de cariño de parte de familiares y amigos, quienes los colmaron de felicitaciones y obsequios.
Los asistentes degustaron de una gran variedad de botanas, de un delicioso buffet mexicano y una mesa de postres.

ESCRIBE UN COMENTARIO