Teresa de Jesús Rendón Huerta Barrera, Rectora del Campus Guanajuato de la Universidad de Guanajuato (UG), presidió la ceremonia de premiación del Primer Concurso Nacional de Piano.

En esta ocasión, en homenaje a dos grandes pianistas: Clara Wieck Schumann y Luz María Puente; esta última, una de las artistas más importantes del país.

En esta ceremonia y concurso se tuvo el privilegio de contar con la presencia del distinguido maestro Jorge Federico Osorio, hijo de la maestra Puente, quien fungió también como parte del jurado.

Los participantes interpretaron dos obras obligatorias: una, del maestro Carlos Vidaurri, quien de manera desinteresada compuso la obra y la puso a disposición de todos quienes se interesaron en el concurso, y otra, de Clara Wieck Schumann, figura que cada vez deja más asombrados a sus conocedores.

El Jurado Calificador estuo integrado por Jorge Federico Osorio, Elena Camarena y Alejandro Barrañón.

El primer lugar fue para Óscar Daniel Espíritu Narciso, quien recibió un premio económico de 15 mil pesos, la celebración de un recital retribuido con viáticos dentro del ciclo de “jueves musicales” del Museo del Quijote en la primera temporada de 2020; un recital retribuido por la Coordinación Nacional de Ópera y Música del INBAL en México en 2020 y un concierto con la filarmónica de Querétaro, también en el próximo año.

El segundo lugar lo ganó Axel Ortega Cuenca, quien tuvo un premio de 12 mil pesos, un recital en el teatro “María Grever” en León y un paquete de libros de la UG; el tercer lugar fue para Luis Fernando Elizalde Ponce, quien ganó un premio de 10 mil pesos y un paquete de libros de la UG; y el premio a la mejor interpretación de obra mexicana obligatoria -“el torito de pólvora” de Carlos Vidaurri- fue también para Oscar Daniel Espíritu, con un premio económico de tres mil pesos.

También te puede interesar:  CARRANZA A LA CABEZA

El concurso se desarrolló del 4 al 7 de noviembre.