Las presas y bordos del municipio de León en encuentran en su capacidad máxima de almacenamiento, con medidas de control para evitar riesgos de desbordamiento y prevenir que las personas no se acerquen a nadar para prevenir que no ocurran accidentes que lamentar.

La Dirección de Protección Civil, en coordinación con el SAPAL, y demás dependencias municipales de seguridad pública, desarrollo rural y social, realizan el monitoreo constante en los embalses y en las condiciones en que se encuentran arroyos.

De acuerdo con el monitoreo que realizan las autoridades y el reporte de los delegados de comunidades rurales, las presas están, prácticamente, llenas de agua, ante las frecuentes y torrenciales lluvias que se han registrado en los últimos días y a los escurrimientos de aguas arriba, en la serranía.

Una de las presas que se encuentra a su máximo nivel de captación es El Palote, incluye, se rebasa en su capacidad, sigue con el desfogue de agua por el vertedero hacia los arroyos y río de Los Gómez, de manera controlada, de acuerdo al reporte del SAPAL.

Mientras que los 1,200 bordos de agua en las comunidades rurales del municipio, también están a toda su capacidad de almacenamiento, donde de igual manera se controla el desfogue por parte de los encargados, de las autoridades de desarrollo rural, que reportan se mantienen a la expectativa.

Las fuertes lluvias ocasionan que aumente el caudal de agua en los arroyos, uno de los que más riesgo representa es el de Las Liebres, que se desborda e inunda las vialidades cercanas, sin que hasta el momento afecte a las viviendas, según protección Civil, que está al pendiente para ayudar en lo que se necesite a los colonos.

En coordinación las autoridades de seguridad pública, policía, tránsito, Protección Civil, desarrollo rural y social, efectúan el monitoreo de los arroyos, de los embalses, de que la gente, en especial, los niños y adolescentes, no se acerquen a querer meterse a nadar o a jugar a bordos de agua, represas, arroyos, por ser de alto riesgo de accidentes que lamentar.

El llamado a la ciudadanía es que no arrojen basura a las calles, que amarren bien las bolsas negras de basura que sacan para que se las lleven los camiones recolectores, ayuden a vigilar que nadie tire escombro, llantas, costales de basura a los cauces de los arroyos para prevenir riesgos de inundaciones en las colonias, destacó Protección Civil.

ESCRIBE UN COMENTARIO