Luego de perder la racha de 31 partidos consecutivos sin derrota en fase regular jugando en casa, Nacho Ambriz, declaró que tuvieron distracciones que les costaron el partido, «pero tampoco es para cortarse las venas”.

Dijo que su equipo salió a proponer y a buscar el triunfo y en los primero 30 minutos el partido lo tenían muy controlable, y después con el golazo de Jesús Sánchez, “creo que nos apuramos un poquito sabiendo que ellos iban aprovechar la velocidad de los jóvenes”.

Agregó que, en el segundo tiempo, lograron acortar con el 2-1, “pero bueno hoy perdemos, no pasa nada llevábamos dos años que no perdíamos en casa y hoy nos tocó perder”.

Confesó que previo al juego, le dijo a sus jugadores que salieran a defender su estilo, porque tenían dos años sin perder en casa, “siempre salimos a ganar, hoy lo hicimos, pero las distracciones nos costaron, pero ya no me puedo lamentar nada y dentro de pocos días tendremos que Tijuana”.

Insistió que, con el marcador en contra, León trató de proponer y quedó abierto en los contragolpes y Chivas aprovechó, “pero estamos tranquilos, la mayoría van a venir eso a que nos equivoquemos y a matarnos en contragolpes. Después, en el segundo tiempo tuvimos opciones, pero aún no estamos tan finos como quisiéramos para definir”.

El timonel verdiblanco, aplaudió a su equipo, pues a pesar de un hombre menos siempre intentó jugar y sobre el ritmo de juego, considera que van poco a poco, “pero a finales de febrero se nos viene una carga importante y tendrán que jugar todos”.

ESCRIBE UN COMENTARIO