Este domingo inició la semana de las celebraciones de la Independencia de México y de otros países de Latinoamérica y el arzobispo, Alfonso Cortés Contreras, elevó sus oraciones para que Dios Nuestro Señor y María Santísima bendigan nuestra patria.

Luego de ausentarse dos domingos, monseñor Alfonso Cortés regresó este día para oficiar la misa en la que, al final, destacó las celebraciones de la independencia y la libertad.

“Pidamos para que Dios Nuestro Señor reconcilie a nuestra nación y a nuestras naciones, el perdón. Pidamos también por nuestra patria, para de una vez por todas, caminemos y nos enfilemos por caminos de justicia, libertad y progreso verdadero, integral y que Dios Nuestro Señor y María Santísima bendigan nuestra patria”.

Añadió que, lo más valioso de la patria son sus habitantes, “lo más bello de nuestra patria es también nuestra cultura, nuestra tierra, nuestras tradiciones y la cultura que hoy tiene muchas cosas bellas, pero necesitamos purificación, perdón y reconciliación. Sigan cuidándose cuidemos nuestra salud y que tengan un feliz domingo”.

Durante la homilía, el arzobispo destacó que el perdón debe ser total, integral, profundo, “hay gente que dice: ‘yo perdono, pero no olvido’, no ha perdonado. El perdón de Dios, el perdón de un cristiano debe ser de corazón, no quiere decir que no sienta, que no sufra, pero el perdón debe ser de corazón”.

ESCRIBE UN COMENTARIO