El litigio del Estadio León está lejos de concluir, de acuerdo a los contantes retrasos en el fallo final del Estadio y la solicitud de revisión de la Suprema Corte de Justicia y un nuevo recurso que se está organizando para evitar que el inmueble caiga en manos de Roberto Zermeño y Héctor González.

Amado Anaya, integrante de la Asociación Civil Defendamos Nuestro Estadio, coordina la que podría ser la estrategia ganadora en la querella, una que alega que Zermeño no sería asociado legal del Club y por ende, sus acciones no tendrían validez jurídica.

«Pretendemos establecer una estrategia jurídica a fin de que se declaren nulos todos los actos realizados por Roberto Zermeño, porque nunca fue admitido como asociado en la Asociación Civil Club Social y Deportivo León».

De acuerdo a la versión, el cambio de nombres y dirigencias desde 1990 habría traído una inconsistencia en el manejo del Club, fuera de legitimidad.

Eso, desde la presidencia de Valente Aguirre en el equipo.

«La de Valente Aguirre no fue Asociación Civil, fue Promotora Deportiva Esmeralda, la de Roberto Zermeño fue Club León, la de Carlos Ahumada fue operadora del Club, si ponemos a ver todos los que han administrado al equipo, no lo han hecho a través de la Asociación Civil, que es lo que ocurrió hasta 1990».

La estrategia jurídica está siendo organizada por la Asociación, que no esperaría el fallo de la Suprema Corte para ingresarlo.

«Nos estamos avocando a recopilar toda la documentación histórica de la asociación, estamos convencidos que Roberto Zermeño no es un asociado legal de la Asociación Civil (…) no tendrían validez todas las acciones que hizo en contra del municipio».

Defendamos Nuestro Estadio explicó que sólo esperan la documentación, extraída de archivos públicos.

«Estamos recopilando documentación en el Archivo General de Notaría de Guanajuato, recabando historial en registros públicos para establecer la estrategia jurídica».

El Estadio León está ahora en manos de un fallo del organismo judicial del Estado Mexicano, situación que Anaya valoró pero no ahondó.

«El Municipio está actuando correctamente llevando las cosas hasta sus últimas consecuencias, es el interés que tenemos todo, que seamos todos los leoneses los dueños del Estadio».

La defensa manifestada será publicada en semanas subsecuentes.

ESCRIBE UN COMENTARIO