Colocar vallas metílicas para restringir el acceso en la zona peatonal del centro histórico de León es un esfuerzo minúsculo para disminuir la intensidad de la epidemia por covid-19.

“Si tuviéramos una sociedad que está atenta, (el colocar las vallas) es un mensaje de que deben de guardarse, pero no… qué bueno que lo pusieron, pero no creo que influya para nada en las estadísticas”, expresó así el médico y consejero del Observatorio Ciudadano de León (OCL), Sergio Mora.

Él lamentó que la movilidad tanto en el centro como en diversas zonas de la ciudad como centros comerciales sigue siendo muy alta, y a pesar de estar en rojo y de estas medidas no se observa una disminución considerable.

Para él se deben tener acciones mucho más contundentes en cuanto a la cantidad de personas que se dejan entrar a determinados sitios de reunión, además de que falta creatividad, análisis y seguimiento para implementar nuevas medidas y ver qué resultados han tenido las que se implementaron.

Rocío Naveja, presidenta del OCL, por su parte mencionó que ya es momento de hacer conciencia porque no es necesario esperar que se viva el dolor en carne propia de que algún familiar se contagie y fallezca por covid-19.

ESCRIBE UN COMENTARIO