Al menos 127 personas muertas y 180 heridas fue el saldo de los disturbios ocurridos en el partido entre el Arena FC y Persebaya Surabaya, en Indonesia, de acuerdo con la policía local.

El inspector general de la policía regional de Java Oriental, Nico Afinta, dijo que el partido transcurrió sin problemas, sin embargo, cuando terminó el encuentro varios seguidores del Arema FC se sintieron decepcionados y salieron al campo a buscar jugadores y oficiales.

«Debido al gas lacrimógeno, salieron hacia un punto, en la salida. Luego hubo una acumulación y en el proceso de acumulación hubo dificultad para respirar, falta de oxígeno», dijo uno de los aficionados.

El lanzamiento de gases lacrimógenos llamó la atención de la afición y resaltaron que bajo las reglas de la FIFA está prohibido disparar gases lacrimógenos.

Según el reporte, del total de víctimas, 34 fallecieron en el acto, mientras que el resto falleció mientras recibía tratamiento en el hospital y alrededor de 180 personas siguen recibiendo tratamiento en varios hospitales de Malang.

Este caos se produjo poco después de que Persebaya Surabaya ganara al Arema FC con un marcador de 3-2. Esta era la primera derrota del Arema FC en los últimos 23 años.

ESCRIBE UN COMENTARIO