A lo largo y ancho de León, hay varias obras que se llevan a cabo en estos tiempos, justo cuando acaba el año y el tráfico se acentúa. Algunas realizadas por el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL) y otras no. Lo cierto es que, aunque los ciudadanos reconocen la importancia de estos trabajos, no dejan de ser, para muchos, desquiciantes.

Uno de los muchos puntos es en la Calle Nardos, muy cerca de Bulevar Paseo de Jerez, antes de llegar al López Mateos. Allí, las obras son constantes y han tenido que cerrar hasta permitir un solo carril, lo que aumenta el tráfico y dificulta de manera considerable el flujo vehicular, sobre todo en horas pico. El ruido de las obras, además, molesta a transeúntes, residentes de la colonia y comerciantes.

Uno de los muchos casos es el de Rogelio Álvarez, conductor que vive en Jardines de Jerez y diariamente usa esa vía para llegar al López Mateos: “Entendemos que las obras son para mejorar la ciudad y eso está bien. Pero de todos modos nos desesperan y nos fastidian. Ojalá terminen antes de Navidad, o de lo contrario va a ser un relajo ir a comprar regalos y la cena. ¡Si de por sí ahorita ya es una locura, no me quiero ni imaginar en unos días!”.

Otro de los puntos donde se llevan a cabo diferentes obras es en la colonia Azteca, por el Bulevar González Bocanegra. Se trata de otro de los puntos de la ciudad donde el tráfico se conflictúa al ser un solo carril. Hay, además, varios comercios cuyas ventas se ‘estancan’ debido a las obras.

“Ojalá terminen pronto, porque a muchos nos tienen desesperados. Es un ruido de nunca acabar”, dice Estela Juárez, comerciante del bulevar, mientras que para vecinos como Misael Ruiz, las obras son solamente una cuestión de paciencia: “la gente se queja de todo, pero estas obras van a beneficiar a la larga. Solo es cosa de tener paciencia”.

En la Colonia Obrera, una de las más antiguas de León, también hay diversas obras de SAPAL, que dificultan el tránsito de los coches, ya de por sí sus angostas calles. En la calle La Rivera, por la avenida Miguel Alemán, también se están llevando a cabo obras que se distribuyen entre negocios que han perdurado allí muchos años.

La Benito Juárez, otra de las calles más representativas de la Zona Centro, también es lugar de trabajos por parte de Obras Públicas, donde incluso es complicado caminar. Estos son solo algunas de las calles y bulevares donde caminar y conducir es un reto.

ESCRIBE UN COMENTARIO