Parte 1
Quien cambia su lugar de residencia de algún lugar en cualquier país a algún otro, por diferentes motivos pero buscando un nuevo asentamiento, se le denomina migrante.
¿Cómo podemos describir a un migrante en solitario, con su familia o en grupos?

Actualmente son seres acosados porque en sus países de origen no cuentan con suficientes fuentes de trabajo y las que existen no brindan las condiciones mínimas para poder sobrevivir, sobre todo para los que tienen una familia con hijos y buscan el sustento para todos.

Este fenómeno es muy importante en Europa. Por ejemplo, en España, donde el continente africano está cercano a Europa y la inmigración de Marruecos a España es incontenible. En Francia y en Italia están rescatando continuamente a grupos de africanos que, a diferencia de nuestro país, van cruzando el mar en embarcaciones endebles y peligrosas, y los rescatistas de todos los países citados y muchos más, rescatan a personas que sobreviven y también a otros que han muerto ahogados.

También son un factor importante los grupos violentos que cometen asesinatos y secuestros y que crean un ambiente de violencia insoportable, de alguna manera parecidos a lo que actualmente tenemos en México. Por ejemplo, es el caso del Salvador, con los llamados Mara Salvatrucha y también en varios países donde existen gobiernos que no solamente no se preocupan por crear fuentes de trabajo y bienestar para su pueblo, sino que no solucionan los problemas de violencia de todo tipo.

Los migrantes provenientes de diferentes países como Cuba, Haití, Honduras, Guatemala, Nicaragua y Venezuela conforman en su gran mayoría el ingreso de grupos de miles de personas que intentan llegar a los Estados Unidos para obtener el sueño americano, pues es de todos conocido la diferencia del nivel de salarios de las personas que trabajan en los Estados Unidos y el de todos los otros países nombrados, incluso de nuestro México y podemos resumir que esos migrantes empiezan su terrible tragedia para caminar cientos de kilómetros en condiciones infrahumanas.

El gobierno mexicano ha cercado la frontera sur, pero no ha sido posible contener el ingreso por la gran cantidad de personas y familias completas que llevan consigo a niños e inclusive tan pequeños que son de brazos y les han ofrecido visas de permanencia temporal. Es tal su desesperación que como que le han perdido el miedo a la muerte y están decididos, a como dé lugar, a soportar hasta lo indecible con tal de lograr sus propósitos. Algunos logran viajar en transportes muy variados, otros con frutos de engaños caen en las garras de los llamados polleros, que han hecho un negocio multimillonario y que, según se ha insinuado, están en complicidad con grupos criminales y también se sospecha de algunas autoridades corruptas de diferentes estados de la República.

Hemos visto con tristeza los hechos desgarradores como el que pasó en San Antonio, Texas, y continuamente aquí en México se detienen a tráileres en que se amontonan una cantidad impresionante de personas, que lamentablemente no solamente son estafados, sino que no los llevan a su lugar de destino, los abandonan y en el peor de los casos mueren asfixiados o bien en accidentes cuando los camiones o los tráileres que los llevan sufren percances y los responsables siempre huyen, mientras que los que están dentro muchas veces no sobreviven.

Es una verdad terrible, las escenas de muerte se multiplican y cada vez se abren más carpetas de investigación y muy pocos delincuentes y polleros son castigados. Y los migrantes siguen y ahora junto a los centroamericanos y de otros países hay un aumento terrible de mexicanos que cruzan el Río Bravo, para entregarse a la patrulla norteamericana y pedir asilo. En la segunda parte concluiremos este relato importante, pero terriblemente desgarrador.

ESCRIBE UN COMENTARIO