El viernes 16 de Agosto, hubo unas «Marchas Feministas» en distintas ciudades del país… Ciudad de México, Guadalajara, Querétaro y Toluca, fueron algunas de ellas.  Las mujeres que se juntaron exigían justicia con el lema de :  «No nos cuidan, nos matan».  La idea era manifestarse contra la violencia de género… El problema fue que, en especial, la de la Ciudad de México terminó con hechos violentos, personas heridas y daños a particulares y a algunas obras de nuestro  Patrimonio Nacional, entre ellas, al Ángel de la Independencia.

   Ante esta tan grave y triste situación me surgen varios cuestionamientos…enlistaré algunos de ellos:

    *¿Si alguien trabaja, estudia o tiene algún tipo de responsabilidad, puede ir un viernes por la tarde a «marchar»?  Me parece que no, porque te despedirían de tu trabajo, perderías clases o no tendrías quién te cuidara a tus hij@s.  Me da la impresión de que las personas que participaron, son l@s  famos@s «ninis»… Gente que no tiene nada qué hacer o a la que, muy posiblemente, le paguen por irse a manifestar.  En especial la del antes DF, me da la idea que fue más política en contra de su actual gobierno, que real manifestación.

  • Si yo llego y causo algún daño a alguien o a algo, tengo la obligación de resarcirlo o de pagar de alguna forma, si no, pues me meterían a la cárcel, ¿no?. Pero resulta que como ya quitaron a los «Granaderos» no hay forma de detener las manifestaciones que se tornan violentas… Y como ni nuestro Sr. Presidente ni la jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum, quieren reprimir al «pueblo bueno y sabio», ¡pues la inseguridad, en dicho lugar y en todo el país, van en aumento a pasos agigantados!.
  • Si yo participo en una «Marcha contra la violencia», se supondría que soy una persona pacífica, a la que no le gusta que la agredan, ni en teoría, agredir (por aquello de la «ley de oro»: «No hagas a otros lo que no quieras para ti»)… ¿o qué, lo que funciona para los demás, no funciona para mí? ¿Cómo es posible que haga exactamente lo contrario a lo que estoy pidiendo o por lo que estoy manifestándome?.
  • Yo escuché en una mañanera del Presidente López, cuando mujer periodista, le preguntó del incidente, y de que qué haría si en alguna manifestación se dañara Palacio Nacional, él respondió textualmente citando a su idolatrado, Benito Juárez: «Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho».  Precisamente tuvo un conveniente y «pequeño» olvido: la definición de la palabra misma lo dice: «El Derecho es un conjunto de principios y normas, generalmente expresivos de una concepción de justicia y orden, que regulan las relaciones humanas en toda sociedad y cuya observancia puede ser impuesta de forma coactiva por parte del Estado».  Y bueno, si tanto admira a Benito.Juárez, supongo que no olvidará una de sus más famosas y sabias frases:  «Entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno, es la paz.»
También te puede interesar:  Los perfiles profesionales para una industria de la moda 4.0

     Creo que lo que menos hubo en las dichosas marchas, fue respeto al derecho ajeno… Ni a la vida del periodista golpeado, ni a nuestros monumentos (arreglar el Ángel de la Independencia costará entre 10 y 13 millones de pesos, según el secretario de obras y servicios de la CDMX, Jesús Antonio Esteva Medina;  dinero que pudo haberse utilizado, precisamente para educar y ayudar a educar para la paz) ni a nuestras leyes, y lo peor, ¡no hay consecuencias para los infractores!.

     ¡Las incongruencias de este gobierno federal, cada vez me dejan más estupefacta!.

MARI AGUADO DE CUADRA.

León, Gto., a 24 de agosto del 2019.

desdemihogar@hotmail.es

ESCRIBE UN COMENTARIO