Ayer, un aproximado de 7,000 jóvenes de la Diócesis de Irapuato participaron en la marcha juvenil a Cristo Rey en el Cerro del Cubilete.

Durante la misa celebrada en la zona en donde se ubica el lugar conocido como la hermita, los jóvenes fueron llamados a vivir en paz, durante los actuales tiempos difíciles y vientos que se están presentando no solamente en el Estado de Guanajuato sino a nivel nacional.

Los jóvenes iniciaron a arribar a la parte baja del Cerro del Cubilete durante la madrugada de ayer sábado, descendieron de los autobuses y se agruparon para iniciar el ascenso caminando por los costados de la carretera de empedrado.

Lorenzo Aguirre, uno de los jóvenes que llegó hasta los pies del monumento a Cristo Rey, precisó que luego de dos años que duró el problema de la pandemia, ayer finalmente los jóvenes de la Diócesis de Irapuato tuvieron la oportunidad de poder regresar a refrendar su fe católica ante Cristo Rey de la montaña, que es uno de los sitios religiosos más visitado a nivel nacional.

Indicó que en estos tiempos, las nuevas generaciones se han ido olvidando de acercarse a la religión y se han ido por el camino equivocado que es el de la drogada y la violencia.

Explicó que llegar hasta la parte baja e iniciar a caminar con la clara ilusión de llegar hasta donde está Cristo Rey y darle gracias, es gratificante y algo indescriptible, porque ya estando en lo alto se olvidan del cansancio y de todo, porque finalmente lo han logrado, la meta se refrenda en su fe ante uno de los Cristos más grande que existen a nivel mundial.

Aseguró que durante el ascenso en el camino recibieron agua y bebidas hidratantes.

Asimismo, dijo que en estos tiempos difíciles los jóvenes se deben acercar a Cristo y reflexionar sobre lo que están haciendo mal para recomponer el camino de las drogas y la violencia por una vida cerca de Dios.

ESCRIBE UN COMENTARIO