Las recientes fallas que han presentado varias unidades del transporte urbano en la ciudad, demostraron que la supervisión por parte de autoridades locales ha fallado aseguró la regidora, Paloma Robles.

La representante por Morena ante el Ayuntamiento capitalino consideró que además de la omisión de las autoridades también existe la de los propietarios de las líneas que prestan el servicio, quienes han incumplido muchos acuerdos para la prestación del servicio.

“Por supuesto que en este tema hay una responsabilidad de las autoridades y de los concesionarios, pero se tiene que mejorar la supervisión, para evitar riesgos para los usuarios”, dijo.

Recordó que además del incidente de la semana anterior, cuando una unidad del transporte urbano de la línea ‘Ávalos’ dejó sin servicio y puso en riesgo a los usuarios, cuando colapsó el eje trasero, ha habido otros, a los que no se las ha puesto atención.

Explicó que además de la necesaria supervisión de las autoridades, junto con otras integrantes el Cabildo esperan generar una propuesta para que este tipo de situaciones se puedan prevenir y con ello evitar afectaciones a los miles de usuarios.

Robles Lacayo consideró que uno de los temas principales es que los permisionarios cumplan con los acuerdos, como es el relativo a la renovación de las unidades de transporte.

Recordó que con el argumento de la baja económica generada por la pandemia del Covid-19, los concesionarios no han cumplido con renovar las unidades que tienen más de 10 años de servicio, como lo estipula el mismo reglamento de tránsito.

“Hay varios puntos de los acuerdos que los concesionarios no han cumplido como es la renovación de las unidades que han cumplido con su vida útil o las revisiones al estado de las mismas unidades”, afirmó.

La regidora recordó que además del caso de la semana anterior, existen otros en semanas y meses pasados, en las cuales las unidades en mal estado han ocasionado riesgos innecesarios para los usuarios del servicio.

Apuntó que además, las autoridades deben mejorar la supervisión, especialmente en el atraso y el incumplimiento de las rutas, algo que constantemente es denunciado por quienes hacen uso de este medio de transporte.

“Los usuarios nos hacen saber los constantes retrasos en los horarios de las rutas, además que muchas no cumplen con los recorridos, sobre todo en las zonas rurales”, aseguró.

Paloma Robles expresó que es evidente la necesidad de ejercer un mejor control sobre el transporte público, por parte de las autoridades, sobre todo para prevenir y evitar incidentes que ocasionan riesgos para los miles de usuarios.

ESCRIBE UN COMENTARIO