La Dirección de Comercio y Consumo en coordinación con Desarrollo Social, mantiene mesas de trabajo con los comerciantes indígenas que se han quejado de malos tratos por parte de los inspectores.

«Los inspectores hacen su trabajo, inspeccionan independientemente de las personas, pero todo el comercio que no tenga permiso, alguna autorización de la dirección pues ellos van a actuar en consecuencia» declaró el director de la Dirección de Comercio y Consumo Mauricio Fuentes Jiménez.

Fue el pasado 28 de noviembre que un grupo de comerciantes, llegaron hasta la presidencia municipal para denunciar un abuso de autoridad por parte de los inspectores.
Fuentes Jiménez hizo mención que en dichas mesas de trabajo, se han buscado lugares, tanto por las autoridades como por los mismos comerciantes, para ocupar un espacio donde puedan ofertar sus productos.

En cuanto a las demandas, de la asociación Ladrillo por Ladrillo que se manifestó en las afueras de presidencia municipal, donde llegaron tianguistas inconformes ya que no se les otorgó un permiso para trabajar en el tianguis de San Juan Bosco, los días 24, 31 de diciembre y el 5 de enero, igualmente se acordó una reunión, para poder encontrar un espacio para ellos.

«Hay organizaciones que tienen muchos años y se han estado instalando tanto en el mismo mercado como otras organizaciones hay como tras cuatro que normalmente trabajan y pues bueno ellos, estas personas, que apenas se están instalando piden un espacio» mencionó.

ESCRIBE UN COMENTARIO