Cada mes, a través de la unidad de Servicios médicos del Desarrollo Integral de la Familia (DIF), se beneficia a un total de mil 200 personas con terapias de rehabilitación física.
Martha Quijas Garnica, titular de la unidad de Servicios Médicos en la institución, señaló que uno de los objetivos es ofrecer atención de calidad, pero sobre todo de calidez, para los ciudadanos.
Quijas informó que en el 60 por ciento de las atenciones se beneficia a personas de las comunidades rurales y personas de escasos recursos a los cuales se les  programa una cita para otorgarles una atención cómoda, rápida y amable.
Estos servicios cuentan con procesos estandarizados y para ello se toman en cuenta los tiempos de traslado de los pacientes del lugar donde viven, con el objeto de que ninguno pierda las citas.
Comunicó que las instalaciones están abiertas desde las ocho de la mañana, y a las personas que vienen de lugares lejanos se les programa con los tiempos necesarios para que los pacientes no pierdan la continuidad de las sesiones de rehabilitación, ya que pueden ser hasta 12 las terapias, dependiendo del tipo de atención.
El DIF cuenta con dos unidades de transporte que realizan un recorrido por rutas establecidas para que los usuarios puedan recibir su rehabilitación.
Los servicios que otorga la dependencia son de audiología, rehabilitación física, odontología, optometría, atención a la discapacidad.

ESCRIBE UN COMENTARIO