Debido a vandalismo y a conductores, varios de los bolardos que  fueron colocados sobre los extremos de las banquetas han sido casi derribados y permanecen en mal estado.

Jorge Ramírez, habitante de la Zona Centro, señaló que es lamentable que por imprudencia de personas que se dedican a realizar actos de vandalismo, y de conductores de automóviles que no toman las medidas de precaución necesarias, el mobiliario urbano en el Centro de la ciudad se encuentre desde hace años en pésimas condiciones, como es el caso de los bolardos  que se colocaron en los extremos del arroyo de la calle.

Afirmó que el problema  se generó desde años anteriores y en la actual administración, sin embargo, los daños no han sido atendidos y algunos de los bolardos se encuentran a punto de caerse y quedar sobre la banqueta, como es el caso del que se localiza frente a la zona donde desemboca la calle Fundación con Los Portales.

Dijo que desafortunadamente quienes se dedican a cometer actos de vandalismo no tienen cultura alguna, por lo cual todo lo que hacen lo miran como una gracia o como un reto.

Explicó que a pesar que en la ciudad se cuenta con cámaras de seguridad para vigilar distintas zonas, las autoridades nunca han logrado detener a algunos de los responsables de dicho tipo de daños en agravio del mobiliario para que se les detenga y se les sancione conforme al reglamento, a fin de que sirva de ejemplo para otras personas que en un futuro puedan cometer dicho tipo de acciones.

Alberto Alonso, otro de los habitantes de la ciudad, señaló que algunos de los bolardos fueron dañados por conductores irresponsables que llegan y se impactan de frente o reversa, para luego darse a la fuga.

También te puede interesar:  MEJORAN CALIDAD DE VIDA EN LA COLONIA LAS CRUCITAS

ESCRIBE UN COMENTARIO