La vida en Brisas del Campestre está repleta de retos para todos sus habitantes. Como si fuera poco la distancia, la inseguridad, las escuelas vandalizadas y la falta de servicios, a muchas personas, literalmente, “les llovió sobre mojado”, pues con el inicio de las lluvias perdieron muchas de sus propiedades.

El martes, comenzó a llover con mucha intensidad en varios puntos de León. Para muchos fue una buena noticia, después de meses y meses de sequía… pero para la gente de la calle Brisas de Las Palmas, en Brisas del Campestre, no fue así. En parte porque se encuentran a unos metros del río y además porque su colonia se encuentra muy alejada de la mancha urbana de León.

La lluvia se hizo más intensa, inundando varias calles de Brisas del Campestre. En poco tiempo las imágenes se hicieron virales en redes sociales, mostrando cómo el agua les llegaba hasta la cintura a muchos de los vecinos y colonos. Afortunadamente, contaron con el apoyo de Aseo Público, Protección Civil y Bomberos… sin embargo, ya habían perdido parte de su patrimonio.

Los días martes y miércoles, mientras se llevaba a cabo el debate entre candidatos a la alcaldía de León, la gente de Brisas del Campestre tuvo que sacar todas sus cosas al jardín para que se secaran. Algunas se recuperaron, pero otras ya quedaron inservibles.

María Reyna Bravo Santos es una de las muchas personas que se vieron perjudicadas. Ella cuenta su testimonio: “Llegó la lluvia como a eso de las 6:00 y no paró. Pensamos que iba a ser nomás un ratito, pero cada vez fue más fuerte. Luego se salió el agua del río. No pensamos que fuera a meterse tanto. Ahorita no tenemos ni siquiera colchón. A lo mucho dejamos las cobijas colgando a ver si se secan”.

Hilda del Carmen fue otra de las vecinas que enfrentó la primera gran llovizna de la temporada. “Se nos vino encima toda el agua del cerro. Nos pasamos todo el miércoles limpiando y trapeando”, señala la ama de casa, mientras que alcanza a ver en los tendederos ropa, cobijas, zapatos y ositos de peluche. Asimismo, hay gente como Luis Gerardo Estrada, quienes incluso perdieron su refrigerador.

Hasta el jueves por la mañana se podía ver en el canal como flotaban platos de unicel.

Es importante recordar que Brisas del Campestre es una colonia que en los últimos 10 años ha crecido de manera desmesurada. Ubicada en los límites con Lagos de Moreno, no hay suficientes servicios ni seguridad. Los asaltos, robos y desvalijamientos a los inmuebles son habituales. Conviene recordar que la escuela “Jorge Ibargüengoitia” ha sido totalmente saqueada durante la pandemia.

ESCRIBE UN COMENTARIO